Fútbol con bastón: Mao Molina

4008

Compartir artículo:

Nombre: Mauricio Alejandro Molina Uribe

Fecha de nacimiento: 30.04.80 (37 años)

Lugar: Medellín

Debut: 1998 (Envigado)

Posición: Volante

Goles: 161 (1 con la Selección Colombia)

 

El momento más lindo:

Decir que Mao Molina es otra joya más que la cantera del Envigado nos regaló, otro zurdo diferente, otro calidoso de verdad, es insuficiente. Porque Mao es además un adicto al trabajo, y a la competencia. Su primer momento feliz, cuando el mundo conoció su zurda, fue en el 2002: campeón con el Medellín y figura descollante.

 

Otro momentos dulce, obligado de contar, fue la Copa América de 2001. En dupla con  Giovanni Hernández puso las ideas de la Colombia campeona de Pacho. Pero hay un título aún más especial, su momento más feliz. Luego de su exitoso paso por Corea, ‘Mao’ volvió a Medellín y lo sacó campeón, otra vez, en 2016. Catorce años después completó su circulo perfecto, como el balón.

 

Era lindo verlo de Amarillo, ¿o no?

Sus horas más bajas:

Sin duda, su hora más triste fue la eliminación de la semifinal de Libertadores en 2003 a manos del Santos de Robinho y Diego. Su gol en la vuelta no fue consuelo suficiente, y su cara de niño empapada en lágrimas tras el sueño roto de conquistar América todavía hoy se recuerda, con dolor y melancolía.

 

Al ritmo de La ley, disfrute el show de Mao. 

También le gusta este fútbol con bastón: Fabián Vargas.   

 

Un gol para la eternidad

Se cansó de hacer golazos. Es difícil elegir uno solo, pero si tenemos que elegir uno para la eternidad, nos quedamos con el olímpico que le hizo a Nacional. Sí, Mao le cuenta a sus amigos, compartiendo unas cervezas, que un día, en un clásico, le dio por convertir un intrascendente tiro de esquina en un poema…

 

Pase y véalo. Luego aplauda.

Va otro futbolista abuelo: Elkin Soto. 

 

¿Y hoy?

A sus 37 años Mao no es habitual en el once del DIM. Hoy el que manda, la zurda líder,  es la de Juan Fernando Quintero. Pero cada vez que tiene la chance de jugar, el futbolero sonríe; su voz interna le dice que algo lindo está por pasar… Su vida de futbolista se acaba, quizá el 2017 sea su último año. Hay que disfrutarlo.

 

Sea crack como Mao y termine con: Fútbol con bastón: El Pájaro Carpintero. 


Lo más leído