4 razones por las que James va triunfar en el Bayern

467

Compartir artículo:

Parecía que jugar con la ’10’ del Real Madrid era algo inigualable. Pero no. La oportunidad más grande de su vida está en el Bayern de Ancelotti.

 

La mayoría de los niños del mundo sueñan con jugar algún día en el Real Madrid o el Barcelona. Estos clubes se han convertido en la estación más alta, en el estado máximo de realización profesional de un futbolista. Hace un tiempo, pensar que un colombiano podía ser la apuesta grande de la chequera gorda de Florentino, jugar con el número de Figo y ser coreado en el Bernabéu sonaba a cuento chino; a un comentario tonto en una conversación escalada por los tragos.

 

En julio de 2014 James llegó al club de las diez Champions y tocó el cielo como ningún colombiano lo había hecho antes. Tres temporadas después, creo que el balance es bueno. Hay que recordar que James llegó a la élite de la élite, a una selva hostil y compleja. El Real Madrid es darwinismo puro: te duermes y te comen.

 

Su primera temporada fue inmejorable. En las otras dos hubo muchos factores que deben ser tenidos en cuenta: lesiones, comportamientos inapropiados, presión mediática, cambios algo injustos de Zidane, una competencia superlativa como la de Isco y Bale, partidos malos y buenos, extraordinarios y lamentables.

 

También puede leer: El Tottenham era el equipo perfecto para James

 

Seguramente mereció más minutos de los que tuvo. Pero de ahí a decir que Zidane conspiró en contra de su propio equipo sentándolo por motivos personales y no deportivos —como lo alega una penosa jauría de patéticos ciberfanáticos que, con tendencias en Twitter e inundando las cuentas del francés con insultos, nos hacen quedar ante el mundo futbolero como unos incorregibles trogloditas— hay mucho trecho.

 

Superando una discusión que ya hace parte del pasado, James terminó saliendo por la incontestable realidad de no haber podido ser protagonista en un equipo que lo ganó todo. Su salida era lo mejor para las dos partes. Ahora que sabemos que jugará las próximas dos temporadas en el Bayern, y teniendo en cuenta todo el contexto, podemos decir que está ante la oportunidad más grande de su carrera.

 

Primero, decir que no hay vida después del Real Madrid es una frase de fanático de bar. Es una frase ligera. Sneijder, Robben, Higuaín y Seedorf son ejemplos de grandes jugadores que mostraron su mejor expresión futbolística después de salir del Madrid.

 

Segundo, el esquema táctico que usó Ancelotti la temporada pasada es la mejor noticia para James. Después de tanto tiempo, va a poder luchar por ganarse un puesto en el lugar en el que mejor puede explotar su descomunal potencial. La temporada pasada, Carletto usó en la mayoría de partidos un 4-2-3-1 con Xabi Alonso y Vidal en el doble cinco y Thiago Alcántara jugando por detrás de Lewandowski. Con el retiro de Alonso, Ancelotti tendrá que reemplazarlo fichando un mediocentro o escogiendo a uno entre Thiago, Kimmich y Renato Sánchez.

 

También puede leer: 6 gritos de gol para repetir mil veces

 

Pensando en la titularidad de James es posible que Thago baje unos metros, teniendo en cuenta su gran primer pase, la limpieza de su juego y la experiencia que ya tiene jugando en ese puesto. Esto en el caso de que nos se fiche a nadie. Si llegaran más jugadores, aun así, la competencia será menos confusa que en el Madrid: dos hombres para ganarse un puesto detrás del punta. Sencillo.

 

Tercero, no necesitamos una rueda de prensa para saber que su llegada es un pedido expreso de Ancelotti. En su Madrid, junto a Isco, Kroos y Modric, en una línea de cuatro, vimos al mejor James. Como su entrenador o desde afuera, ‘Carletto’ siempre se ha derretido por su zurda. Le sabe muy bien a su paladar. James tendrá partidos para fallar, para encontrarse consigo y para entender el entramado del equipo. En el banco habrá un entrenador que confía muchísimo en él.

 

Finalmente, si bien es cierto que el Real Madrid es hoy el rey de Europa, James sale del Bernabéu para jugar en uno de los tres grandes buques del fútbol mundial. En cuanto a prestigio, puesta en escena, jerarquía, historia, y algún otro condimento, el traspaso no es traumático. Alemania es hoy en día la gran referencia del fútbol mundial. Si lo aprovecha, su crecimiento personal, futbolístico y cultural será notable. Poder triunfar en el Bayern Múnich es algo muy lindo.

 

Son motivos suficientes para entusiasmarse con la llegada de James al Bayern. Con 26 años, todo este contexto a favor, y rodeado de un plantel lleno de fenómenos que la devuelven redondita, estamos ante la gran oportunidad de la carrera de James. No le quepa la menor duda.

 

También puede leer: El triste final del Barca de Guardiola

 

Foto: ondazero.com


Lo más leído