Así jugaría el Bayern de Ancelotti y James

847

Compartir artículo:

James le abrirá una cantidad de posibilidades tácticas a Carlo Ancelotti, que tendrá el mismo problema de Zidane: dejar en el banco a más de un crack.

 

La cesión de James por dos años al Bayern es un negocio ideal para las tres partes. El ruido que estaba generando el tema del colombiano en el Madrid era excesivo, dañino para él y para el club. Con o sin culpa, James se convirtió en la única piedra en el zapato de un entrenador que hizo una temporada espectacular.

 

Ahora, la llegada de James a Alemania supone la gran oportunidad de su carrera. Con 26 años recién cumplidos, James tiene todo en sus pies para poner a bailar cumbia al Allianz Arena, para ser protagonista en un titán de Europa y para recordarle a algún despistado que tiene la segunda mejor zurda del planeta.

 

El propósito de este artículo es analizar las posibilidades tácticas que James le da Ancelotti.

 

También puede leer: El Bayern que lo perdió todo

 

El Bayern 2016-2017

Lo primero es entender el contexto futbolístico al que aterriza James, recordando cómo fue la propuesta de Ancelotti la temporada pasada. Desde los primeros días en Alemania, ‘Carletto’ declaró que conservaría algunas premisas de Guardiola, pero que pretendía un equipo con menos elaboración y más velocidad para atacar. Si bien lo consiguió, esa búsqueda le costó bastante.

 

En el primer semestre el rendimiento del equipo estuvo muy por debajo de sus posibilidades. Terminó segundo en la fase de grupos de la Champions; y el Leipzig le disputó el liderato durante dos meses (y lo hubiera hecho por más tiempo de no ser por algunas victorias agónicas, unas de ellas discutidas, en tiempo de descuento).

 

Ancelotti desechó pronto a los interiores del equipo. Armó un triángulo de volantes con Xabi Alonso-Vidal en el doble cinco y Thiago Alcántara de enlace por detrás del nueve. Todo el segundo semestre apostó por un 4-2-3-1. Doble pareja en banda (lateral-extremo) con Lahm-Robben por derecha y Alaba-Ribery por izquierda. Dinamita pura.

 

Momento clave de la eliminatoria contra el Real Madrid: la expulsión de Vidal. Foto: redgol.com

 

Xabi Alonso se incrustaba como tercer central entre Boateng y Hummels para sacar al equipo, Vidal tomaba mayor altura y Thiago jugaba entre líneas con mucha movilidad. Arriba, Lewandowski fue el fenómeno de siempre.

 

La apuesta de Ancelotti alcanzó su punto de madurez contra el Real Madrid en la semifinal de la Champions. Fue superior en el juego, pero la expulsión de Vidal y la eficacia de Cristiano le costaron la eliminatoria al Bayern.

 

También puede leer: Así viven los 11 que ganaron la Libertadores con el Caldas

 

Un Bayern con James

Ancelotti tendrá prácticamente la misma plantilla para la siguiente temporada. Hasta el momento, los principales movimientos son las salidas de Xabi Alonso, Lahm y Douglas Costa, el regreso de Coman y las incorporaciones de Tolisso —un volante mixto del Lyon que llegó por 40 millones de euros— y James.

 

Según esto, habría tres sistemas en los que Ancelotti podría utilizar a James. El primero es el mismo que utilizó la temporada pasada. Los otros dos son propuestas plausibles que pueden estar rondando ahora mismo en la cabeza del entrenador, si se tiene en cuenta las características de la plantilla y el pasado de James con Ancelotti.

 

James de enlace en un 4-2-3-1

Thiago Alcántara fue el elegido para ser el enlace detrás de Lewandowski. Nunca había jugado tan cerca del área y el español hizo su mejor temporada en el Bayern.

 

Pero con la salida de Xabi y la llegada de James, se podría hacer un movimiento de piezas que terminé potenciando potenciado al colectivo. Thiago es mejor volante mixto que James y James es mejor enlace que Thiago. Sería bastante lógico que Ancelotti retroceda a Thiago para en el doble cinco con Vidal. Thiago recupera más balones que James y, por su formación en La Masia, conoce más que bien el oficio de un interior con rol posicional.

 

Por el otro lado, James es muchísimo más peligroso que Thiago en los metros finales. Tiene mucho más gol, su latigazo inesperado para pasar, centrar o disparar es todo un universo de posibilidades. Jugando de frente al arco, y con Robben, Ribery, Alaba y Lewandowski como opciones de pase, James puede hacer destrozos.

 

En este esquema la formación más probable sería: Neuer; Kimmich, Boateng, Hummels, Alaba; Vidal, Thiago; Robben, James, Ribery; Lewandowski.

 

También puede leer; Fútbol con bastón: Bréiner Castillo

 

El 4-4-2 de las 23 victorias seguidas

El mayor logro de Ancelotti en su su etapa en el Real Madrid fue ganar la Champions League en mayo del 2014. Pero quien fue un atento espectador de aquella etapa tiene claro que el mejor Real Madrid del italiano se vio entre septiembre y diciembre de ese mismo año.

 

Gareth Bale tuvo una serie de lesiones que obligaron al entrenador a cambiar el dibujo. Del 4-3-3 vertiginoso pasó a un 4-4-2 plástico, con cuatro media puntas en el medio. Era un equipo exquisito para circular. En el doble cinco jugaban Kroos y Modric, por estaba Isco por derecha y por izquierda, James. Cuatro artistas. Arriba de ellos, Cristiano y Benzema.

 

En septiembre del 2014 junto a Kroos, Modric e Isco, James hizo parte de un mediocampo sensacional. Foto: latribunamadridista.com 

 

Con los respectivos matices, Ancelotti cuenta con todas las herramientas para construir una propuesta similar. Tiene volantes de muy buen pie, con gol, desborde y sacrificio defensivo. Tiene dos delanteros (Lewandowski y Müller) que conocen a la perfección el arte de jugar en el área, que juegan bien de espaldas al arco y que saben asociarse con los volantes como lo hacía Benzema.

 

James, en una línea de cuatro, podría jugar por izquierda como lo hizo en Banfield o por derecha jugando a perfil cambiado y centrando un poco su posición para abrirle el carril al lateral. James ha demostrado que puede tener un nivel altísimo como cuarto volante por el costado. No es especulación.

 

Con un 4-4-2, una posible formación sería: Neuer; Rafinha, Boateng, Hummels, Alaba; Kimmich, Thiago, Vidal, James; Müller, Lewandowski.

 

También puede leer; Klose y Podolski: el romance que puso a Alemania a hablar en polaco

 

Un 4-3-3 con James de interior

Una tercera opción para Carlo sería engranar a sus dos grandes fichajes, James y Tolisso, en un esquema similar al de Guardiola, que mantenga el poderío ofensivo del equipo por las bandas.

 

El rol de interior en una línea de tres no es una función desconocida para James. Con Ancelotti jugó algunos partidos junto a Modric y Kroos en la mitad de la cancha. No es descartable que el italiano use al colombiano en esa posición. Su zurda, arropada por un mediocentro capacitado las labores defensivas, puede ser perfectamente el eje creativo del equipo.

 

Sabemos que a James le cuesta retroceder más que a Thiago y Vidal, pero en esta nueva aventura en el Bayern podremos ver a un James que nunca vimos: con más ida y vuelta, más cerca del mediocentro y más como lanzador que como jugador de último pase.

 

En un 4-3-3 con James de interior, una posible formación sería: Never; Kimmich, Boateng, Hummels, Alaba; Tolisso, James, Vidal; Ribery, Robben y Lewandowski.

 

Foto:

diez.hn


Lo más leído