El Ospinómetro: destinado a sufrir

3563

Compartir artículo:

De acá al mundial escribiremos detalladamente las actuaciones de Ospina con el Arsenal.

 

Este es el cuarto partido seguido que Wenger elige de titular a David Ospina Ospina (West Ham, Atlético de Madrid, Manchester United y Atlético de Madrid) desde el partido de cuartos de Europa League en el que atajó Cech.

 

Por el pensamiento de Simeon y el resultado favorable que el Atlético se había llevado del Emirates, esperábamos un partido relativamente tranquilo para Ospina. Y así fue.  El mayor peligro fueron las galopadas de Diego Costa y de Griezmann.

 

andres-inmortal-carpinteria

Primer tiempo

 

En el primer tiempo tuvo tres intervenciones. Al minuto seis un mano a mano contra Diego Costa de costado; Ospina eligió su derecha y el disparó se fue por arriba. David salió rápido y obligó a Costa a definir pronto. La segunda, un disparo de lejos de Koke de volea. El balón pasó cerca del palo derecho con la compañía de la estirada de Ospina. Si el balón hubiera ido dentro de los tres palos lo atajaba. Y la tercera aparición fue en el gol de Diego Costa: Griezmann encuentra al brasilero con un gran pase al espacio, mano a mano en el borde del área, Ospina elige su derecha y Costa definió por el centro de gran manera. Pudo achicar más rápido pero no tuvo responsabilidad.

 

Segundo tiempo

 

En el segundo tiempo las corridas a campo abierto de Costa y Griezmann exigieron mucho a la defensa. Antes de llegar a las narices de Ospina siempre hubo una pierna salvadora que llegó a tiempo para cruzar.

 

Las intervenciones fueron en su mayoría disparos tímidos de estos delanteros. Al minuto 55 Griezmann tuvo un tiro libre muy cerca al área; disparó con rosca al palo del arquero, Ospina aguantó y acompañó la trayectoria con una estirada por pura precaución. Después, al minuto 66, una gran jugada del Atlético dejó a Griezmann a cinco metros de Ospina para sentenciar: disparó, la pelota pegó en Chambers y Ospina desde el suelo, que ya había elegido palo, reaccionó de buena manera y capturó la pelota.

 

Su última intervención fue la mejor del partido. El ‘Niño’ Torres, que había ingresado al minuto 81 por Diego Costa, quedó bien perfilado a unos once metros de Ospina tras una recuperación, sin pensarlo soltó un buen disparó –un bombazo–  cruzado que encontró una gran reacción de Ospina con los dos puños.

 

En términos generales su partido fue bueno, pero atajando para un equipo que no tiene el nervio ni la solidez defensiva para competir bien en Europa es difícil sobresalir. David se quedó sin la posibilidad de despedir a Wenger con un título Europeo.

 

Calificación Ospinómetro: 7/10 

 

 

Lea también: 11 ideal de veteranos del FPC 

 

Foto: diariodigitalcolombiano.com


Lo más leído