Las 5 claves del Man City: el mejor equipo del mundo

2293

Compartir artículo:

Estas son 5 claves del Manchester City 2.0 de Guardiola: el mejor equipo del mundo.

 

Encontrar los hombres para la idea

 

El club invirtió mucho dinero en los últimos dos años. Le dieron a Pep todo lo que quería. Sin embargo, así un entrenador tenga una plantilla con los 20 mejores jugadores del mundo, siempre será un desafío encontrar  los nombres idóneos para expresar en el campo lo que el técnico tiene en la cabeza. Resolver ese desafío no pasa por ubicar a los mejores entre los mejores. Es mucho más complejo.

 

La mala suerte y el método ‘ensayo y error’ llevaron a Pep a encontrar la mejor relación posible entre nombres y sistema.

 

El primer bosquejo de Pep para este equipo consistía en una línea de tres defensas, dos laterales-carrileros, tres volantes interiores y Agüero y Gabriel Jesús arriba. En la segunda fecha, en la la goleada 5-0 al Liverpool, jugó con Mendy y Walker de laterales-carrileros. Pero como ha sido la norma  en toda su carrera, hasta en las goleadas y las noches ‘perfectas’, Pep percibe los errores.

 

Dos fechas después vino la goleada 5-0 al Crystal Palace, en la que Mendy se rompió los ligamentos. Lo natural era reemplazarlo con Danilo, pero la necesidad le mostró una luz y permitió un ajuste que hizo jugar mejor a un equipo que ya venía siendo arrollador.

 

mendy
Foto: mundo.es La grave lesión de rodilla de Mendy obligó a Pep a reajustar muchas piezas.

 

Guardiola decidió pasar a jugar con cuatro defensores y apostó por Fabian Delp –siempre volante mixto–, como lateral zurdo. Ese cambio de roles supuso un nuevo problema: como Delph no tiene la profundidad ni el desequilibrio para pasar que sí tiene Mendy, el pasillo izquierdo quedaba cojo. Pep debió reformular el ataque y a apostar por los extremos para no perder profundidad.

 

Fue entonces la gran oportunidad para dos jugadores que venían siendo suplentes y ahora están jugando el mejor fútbol de su carrera: Sané y Sterling. Desde la enorme victoria del equipo contra el Chelsea en Stanford Bridge, podemos decir que Pep encontró el equipo: ya solo hay un puesto entre Agüero y Gabriel Jesús, se juega con laterales, Silva y De Bruyne manejan los hilos y Sterling y Sané rompen como extremos. ¿El resultado? 17 victorias seguidas.

 

También puede leer: “Riquelme está sobrevalorado”: Steven Arce

 

De Bruyne-Silva

Guardando las proporciones, ya podemos decir que Pep encontró al Xavi e Iniesta para su Manchester City. Este equipo ha sido un nuevo aire en la carrera de David Silva, y lo de De Bruyne es una sorpresa mayor. Sabíamos que era un jugador con muchas condiciones, de físico privilegiado y con mucho por crecer, pero era difícil imaginar que se podía convertir en lo que Pep lo convirtió: un jugador total.

 

Silva juega más cerca de Fernandinho, junta a las piezas con su maravilloso juego a dos toques y le permite al equipo viajar junto en torno del balón. Pero también tiene un gran sentido para llegar desde atrás, descolgarse, sorprender, pisar el  área y hacer goles.

 

De Bruyne, por su parte, si bien le ha agregado pausa, paciencia y visión a su juego, cuando despliega su electricidad es imparable. Tiene juego en corto, pase largo, último pase y gran media distancia. Transpira inteligencia. No exagera Guardiola cuando dice que es uno de los mejores jugadores que vio. Lleva cuatro goles y 10 asistencias en este curso.

 

También puede leer: El once ideal del pacífico colombiano

 

Stones-Otamendi

Una de las principales virtudes de Guardiola es convertir a  los jugadores buenos en buenísimos. Los casos de la pareja de centrales del equipo es notable. Desde el Everton y el Valencia se sabía que eran muy buenos jugadores. Pero lo que han mostrado esta temporada es inédito.

 

Stones es el jugador que más pases completos ha realizado en la Champions y uno de los cinco primeros de la Premier. Se lo ve más aplomado en los duelos, más inteligente y sin temores cuando tiene que salir de su puesto para presionar hacia adelante.

 

(Video del gran partido de Otamendi vs el Napoli)

 

Otamendi ha crecido mucho en la salida de balón. Ahora es más preciso buscando a los receptores libres. Arriesga más porque juega mejor. Además, por su velocidad, capacidad de anticipación y cierres en velocidad, es un defensor ideal para jugar en la mitad de la cancha, como le gusta al entrenador. En Argentina ya hablan que la albiceleste es Messi-Otamendi y nueve más.

 

También puede leer: El once histórico de la Copa Libertadores

 

Sterling

Un medio inglés publicó que Mikel Arteta, el asistente de Guardiola, lleva un tiempo entrenando todos los días una hora de definición con Raheem Sterling. Sin duda, la precisión y el  tempo en el área a la hora de finalizar era un vacío del extremo. De cara al arco se le nublaba la mente.

 

(Goles y regates de Sterling en este temporada)

 

La carpinteria de Pep y sus ayudantes han pulido ese defecto. El crecimiento colectivo del equipo, la cantidad de oportunidades de gol que genera y el trabajo individual de Arteta con Sterling cambiaron la situación. Los datos son reveladores.

 

Goles de Sterling en su carrera:

 

-Liverpool 12/13: 2 goles en 31 partidos.

-Liverpool 13/14: 9 goles en 33 partidos.

-Liverpool 14/15: 7 goles en 42 partidos.

-Manchester City 15/16: 9 goles en 43 partidos.

-Manchester City 16/17: 9 goles en 40 partidos.

-Manchester City 17/18: 11 goles en 13 partidos.

 

También puede leer; Se busca: Sherman Cárdenas

 

Primero me adapto y después juego

Esta semana en la rueda de prensa previo al partido contra el Huddersfield Guardiola dijo: “en el fútbol el copy-paste no funciona“. Si bien hay principios y métodos transversales a todos sus equipos, cada proyecto es un universo, con contextos, herramientas y problemas propios.

 

La Liga, la Bundesliga y la Premier League, son las tres mejores ligas del mundo, pero con bases futbolísticas y culturales muy distintas. Pep he tenido que construir sus equipos con los matices y problemas que cada país le plantea.

 

Su primera temporada en Inglaterra fue peor de lo que se esperaba. El City dio la sensación de desarrollar una propuesta audaz, pero sin contar con estructuras necesarias para desarrollarla. Era un equipo que controlaba la mitad de la cancha, pero débil en las dos áreas y que sufría mucho en las transiciones ataque-defensa.

 

En el Bayern Xabi Alonso le dijo a Pep que hiciera mucho énfasis en las segundas jugadas. Que la incertidumbre y el anarquismo de la Premier se esconde en la cantidad de juego dividido que hay. Cuando Guardiola confesó que había entendido las palabras de Xabi, ya era tarde: el City estaba a ocho puntos del Chelsea.

 

En el fútbol no hay nada gratuito. Encontrar el hilo del laberinto de su equipo le costó una temporada muy difícil a Guardiola. Tenía que transitar un camino natural. Conoció la derrota y la frustración como nunca antes en su carrera. Mientras sus críticos duraron meses de fiesta frotándose las manos, Pep iba tomando nota, aprendiendo, corrigiendo, mejorando su inglés.

 

El tema de la adaptación suena a lugar común. Y a veces lo es. En este caso incubar sus ideas en la mente de jugadores que llevan años en Inglaterra no es sencillo. Catorce meses después, el Etihad está viendo el mejor fútbol de su historia. El Manchester City ha firmado el mejor inicio en la historia de la Premier League con un juego de autor. Este City lleva la inconfundible firma de Guardiola. Estamos viendo un dominio en el resultado y el juego que, en teoría, la Premier por su naturaleza no permite.

 

Si este equipo mantiene este ritmo tendrá números para ser el mejor campeón de la historia de la Premier League.

 

Foto: columbiadeportiva.com


Lo más leído