El truco para que James y Juanfer Quintero puedan jugar juntos

5383

Compartir artículo:

Con las últimas versiones de James y Quintero es posible darle cabida a los dos en el rompecabezas de Pékerman. 

 

Para la mayoría de los hinchas de la Selección, James es titular indiscutible y Quintero una muy buena opción desde el banco. En este artículo analizamos la situación de estos jugadores en sus clubes y lo invitamos a pensar que usarlos juntos en el once podría ser lo que el equipo necesita para recuperar la fluidez y el juego en la mitad.

 

james-2014-v-negra

 

El mejor Quintero

 

En noviembre del año pasado muy pocos imaginaban a Juan Fernando Quintero en la lista del mundial. En el Medellín tuvo partidos sensacionales, sí, pero sus lesiones musculares y su forma física estaban muy por debajo de los buenos volantes ofensivos de la Selección. Tres meses después, bajo la disciplina de un entrenador sensacional y exigente como pocos, estamos viendo al mejor Quintero de siempre. La duda era si podía jugar al ritmo del ‘Pity’ Martínez y de ‘Nacho’ Fernández, porque el equipo de Gallardo corre primero y después juega. No solo logró cumplir con los mínimos de Gallardo en cuanto a mecanismos y juego sin balón, sino que es hoy el mejor volante de River. Armani y Quintero son los nombres de la recuperación de River en los últimos dos meses.

 

Su sensacional momento lo ha logrado jugando como cuarto volante recostado por derecha. No es el típico volante ocho de idea y vuelta, como por ejemplo lo fue el uruguayo Carlos Sánchez en el River campeón de Libertadores. Gallardo le pide a Quintero ocupar zonas más centrales, jugando de afuera hacía adentro a una mayor altura que Ponzio y Enzo Pérez, para dejarle libre el carril al lateral derecho. Desde esa plataforma, Quintero juega y hace jugar a todo el equipo. Va ofreciéndose y, como un buen crupier, repartiéndole las cartas a sus compañeros.

 

Lea también: La Selección Colombia sorprendió a todos en la simulación oficial del Mundial

 

pekerman-for-carpinteria

 

Un ‘nuevo’ James

 

James en el Bayern también ha evolucionado. Una metamorfosis. El James del Bayern es otro. Heynckes convenció a un mediapunta con gol, gran pegada y buen último pase de que también habitaba en él otro jugador, uno que aún no había sido explotado: un volante moderno, más responsable del origen de la jugada que de la finalización, un socio de todos, un motor y un portento físico.

 

En los primeros partidos con el Bayern James jugaba o por detrás de Lewandowski en un 4-2-3-1 o como falso extremo por izquierda y derecha. El colombiano jugó mucho, jugó bien, pero era difícil descifrar el rol que Heynckes pretendía para él. Los partidos fueron pasando y desde diciembre el DT fue alejando a James del área. El de hoy es más interior que cualquier otra cosa. La serie contra el Madrid fue muy ilustrativa. En el partido más exigente de la temporada vimos al James que Heynckes fue moldeando desde que llegó: un organizador por excelencia. El socio de todos.

 

Le va a gustar: Delicioso: así le calló la boca Juanfer Quintero a un periodista argentino

 

argentina-carpinteria

 

Pueden jugar juntos

 

Viendo la última versión de estos jugadores, y recordando el déficit de juego y creatividad que Colombia arrastra en los últimos años, ¿por qué no juntar a los dos jugadores más cerebrales de la Selección? Pedir esto hace dos año era un disparate: Quintero era apenas una versión ‘genérica’ de James y en el mejor de los casos podía aspirar a ser un recambio para los últimos diez minutos.

 

Para el Mundial es una opción plausible e interesante utilizar al James del Bayern y al Quintero de River en el mismo equipo. El genial interior junto al genial generador. James demostró que tiene la condición física y el ritmo para acompañar a un mediocentro defensivo, en el Bayern, Javi Martínez y en Colombia, la ‘Roca’ Sánchez. Y si la idea es jugar con dos interiores, el otro puede ser Mateus Uribe.

 

Con la ‘Roca’ de barredora y James de motor, Quintero puede ser el volante que supla la vacante que James libera detrás de Falcao. La Selección podría jugar al vaiven de dos zurdas prodigiosas. Sería espectacular. Colombia podría iniciar contra Japón con un 4-2-3-1 con Ospina; Arias, Dávinson, Mina, Fabra; Sánchez, James, Cuadrado, Izquierdo, Quintero; y Falcao. Eso proponemos. Ojalá ese idea esté rodando en estos días en la cabeza de Pékerman.

 

No se vaya sin ver: Así jugaba Juanfer Quintero a los 12 años

 

Foto:

zimbio.com


Lo más leído