La cara menos feliz del regreso de Paolo Guerrero

5508

Compartir artículo:

Un peruano nos cuenta cómo vive su país el regreso de Paolo Guerrero a la Selección de cara al Mundial.

 

Nota: La opinión de los columnistas no refleja necesariamente la de Hablaelbalón.

 

El Perú recordará este día como la mañana del anuncio final. La telenovela cuyos capítulos se habían extendido hasta lo inimaginable tuvo a las 5:30 a.m. (hora peruana) un desenlace feliz: Paolo Guerrero irá al Mundial. Como en el gol contra Colombia, el capitán peruano logró clasificarse, esta vez en un disputa legal que decretó que estará presente en Rusia y que su sanción correrá una vez terminada la Copa del Mundo.

 

Le puede interesar: Paolo: El camino del Guerrero

 

pekerman-for-carpinteria

 

Tanto humo, tanta esperanza…

 

Seamos claros con esto. En la semana y aún sabiendo la decisión del TAS, en el Perú corrieron falsas informaciones acerca de lo que se venía. El periodista peruano, Carlos Alberto Navarro, el mismo que increpó irresponsablemente a Gareca tras su primer partido al mando, el mismo que le sigue el juego a otro nefasto personaje público (Philip Butters) y que dispara, muchas veces sin tener certeza plena de lo que dice, fue quien anunció (ayer) que Paolo iba al Mundial.

 

Como en el cuento del niño mentiroso, nadie le creyó. Incluso circularon memes aludiendo a su irresponsabilidad por soltar tamaña noticia sin conocerse un comunicado oficial de la FIFA. Lo cierto es que lo de Navarro se parece más a una jugada de todo o nada, arriesgó pues no tenía nada más que perder y lanzó la “pepa” a sabiendas de que el fallo salía entre hoy y el miércoles. Si se equivocaba, como todos pretendíamos que ocurriera, iba a ser víctima de los memes una vez más, nada extraño en su carrera. Si acertaba, en cambio, revalorizaría el insight de su nombre periodístico. Y la jugada le salió.

 

Le va a gustar: FIFA 18: Lo mejor y lo peor del Modo Mundial

 

¿Qué gana Perú con esto?

 

Tengo puntos de vista encontrados. Por un lado, estoy feliz de ver que el capitán esté en la competición. Sin embargo, hay que tomarlo con pinzas. En vista de lo ocurrido en el último amistoso, quedó claro que el peso ofensivo recayó en un Farfán que ha recuperado su nivel y se pone el equipo al hombro cuando no tiene la pelota. Perú ha aprendido a jugar sin Paolo y ahora con él la situación cambia. Alguno de los que vienen siendo titulares habituales tendría que comer banca y esperar su oportunidad. También (pensá, diría Gareca) hay que sacar a alguien de la lista de los actuales 23. Esa decisión queda exclusivamente en manos del Tigre (no el Tigrillo, apodo del periodista). Se comenta que el sacrificado podría ser o Wilder Cartagena o Sergio Peña, dos piezas que acompañaron como recambio al proceso eliminatorio. Quizás antes de viajar a Austria, Gareca ya manejara esta posibilidad (la de una sorpresiva vuelta de Guerrero) pero todo queda en el lado de la mera especulación. Habrá que esperar. La paciencia últimamente se nos da bien. Ante Escocia funcionó para buscar el error.

 

Entonces, disfrutemos de la vuelta del Capitán, pero con mesura….

 

No se vaya sin leer: Zidane goleó a Colombia

 

tienda-el-tigre-falcao-carpinteria

 

 

 

Foto:

Trome.pe


Lo más leído