Zubeldía lo hizo todo mal

235

Compartir artículo:

Emelec impuso su ley en el Atanasio. El Medellín de Zubeldía lo intentó hasta el final, pero pagó muy caro su mal primer tiempo. Ni la magia de ‘Juanfer’ pudo salvarlo. La clasificación pende de un hilo.

 

Zubeldía se llevó una sorpresa

El argentino habrá pensado que los ecuatorianos se iban a tirar atrás en el Atanasio y quizás por eso paró un equipo con muy bien pie de mitad de cancha para arriba, pero con poca vocación defensiva. La formación fue un 4-3-1-2, con Marrugo y Yairo Moreno acompañando a Didier Moreno en la mitad; por delante de ellos ‘Juanfer’ jugando libre; y arriba ‘Leo’ Castro y Valentín Viola. El Medellín con el que usted jugaría en Fifa.

 

Pero desde el primer minuto quedó claro que era un equipo descompensado. Ni Marrugo ni Yairo son hombres de marca y Didier Moreno fue incapaz de contener, él solo, el juego interior de los volantes y los delanteros de Emelec. En el primer gol de Emelec, Yairo nunca llegó a hacer el apoyo defensivo y Marrugo no referenció a Brayan Angulo que entró solo al área chica. En el segundo, ninguno de los volantes cazó el rebote al borde del área y, otra vez, Quiñones remató a placer.

 

La ausencia de la ‘Goma’ Hernández, un volante mixto con buen pie, hizo que Medellín fuera incapaz de salir en limpio. La pelota escasamente les llegó a los magos.

 

Lea también: Los olvidados de José Néstor

 

Muchas gracias, Emelec

La derrota de Medellín nos dolió a todos, sin embargo, el futbolero que trasnochó para ver el partido agradeció que la propuesta del equipo visitante fuera atrevida, de buen pie, con vértigo y ambición. Estamos cansados de ver visitantes que se atrincheran. Queríamos un buen partido y el equipo de Alfredo Arias nos hizo el favor. Emelec no se escondió nunca.

 

Los ecuatorianos jugaron un primer tiempo de 10 puntos. El técnico uruguayo paró un 3-4-3 con carrileros largos, volantes centrales de buen pie y delanteros dinámicos. Emelec salió a jugar en campo contrario y se apoderó de la mitad. La movilidad de los tres de arriba, que rotaron permanentemente de posición, hizo imposible que los centrales de Medellín pudieran referenciarlos.

 

En el segundo tiempo, debido a las circunstancias, el equipo cambió a un 4-4-2, se replegó levemente y fue más precavido con la salida de sus laterales. Sin embargo, aun así mantuvo la ambición y fue peligroso cada vez que paso la mitad. Merecida victoria.

 

Le puede interesar: El héroe de Colombistán

 

‘Juanfer’, el iluminado

Medellín puede perder 10-0 pero al hincha siempre le queda la satisfacción de haber visto a Juan Fernando. Su zurda es una en siete mil millones. En el segundo tiempo, cuando aumentó la presión del resultado y Medellín entró en la zona del todo por el todo, dio la sensación de que el equipo simplemente no estuvo a la altura del 10. ‘Juanfer’ ve cosas que sus compañeros no, se inventa en su cabeza jugadas que los demás no están en capacidad de interpretar.

 

Ojalá se dé el milagro en Argentina. Para que Suramérica pueda seguir disfrutando de su magia.

 

No se vaya sin leer: James, decir adiós dignamente

 

Foto:

as.com


Lo más leído