El nuevo y maravilloso Cuadrado de la Juve

3832

Compartir artículo:

La Juve ganó la Copa Italia y volvió a demostrar que en Italia destronarla es imposible.

Su ‘nuevo’ rol

 

Por tercer partido consecutivo Allegri utilizó a Cuadrado como lateral Derecho. Contra el Inter lo hizo en una línea de cuatro defensas, contra el Bologna en una de cinco y en este final de Copa Italia lo volvió a hacer con cuatro atrás.

 

Allegri sorprendió con su propuesta táctica para el partido: sentó a Higuaín, usó de nueve a Mandzukic y eligió un equipo asimétrico para recargar el ataque por el costado izquierdo. Para hacerlo, jugó con Douglas Costa (extremo) y Dybala (enlace) adelante de Pjanic, Khedira y Matuidi  (un 4-3-2-1). Costa se pegó a la banda, mientras Dybala flotó por el medio para que Cuadrado tuviera todo el carril derecho para aparecer y desdoblarse.

 

Ese fue el dispositivo que montó el entrenador para atacar. Con cuatro buenos jugadores para desbordar y centrar, entre esos Cuadrado, era lógico apostar por Mandzukic como pararrayos dentro del área para recibir centros y balones cruzados.

 

En defensa tuvo que hacer un gran desgaste. Antes de sus dos primeros goles, la Juve atacó con siete jugadores por delante de la línea del balón, con la intención  de vulnerar a un Milan agazapado que esperaba su momento para robar y salir en velocidad. Por eso, Cuadrado tuvo que hacer un partido de dos áreas. Intenso y frenético. Al minuto siete, Calhanoglu armó una gran jugada a su espalda que casi termina en gol. Fue la jugada de mayor peligro por su lado cuando le tocó defender.

 

 

 

brazilcarpinteria

Su partido

 

Sus  primeros veinte minutos no fueron muy buenos. Cumplió con pasar al ataque y ofrecerse siempre como opción de descarga, pero con el balón no estuvo fino. Tuvo dos jugadas con ventaja, tiempo y espacio para centrar, y en amabas decidió mal y el balón voló encima del arco. En otras dos llegó a los últimos metros con pelota para maniobrar, y extrañamente y sin oposición, el balón se le escapó.

 

En la segunda parte del primer tiempo levantó mucho su nivel. Entonces vimos al Cuadrado más enérgico y atrevido: empezó a encarar y a proponerle duelos a los rivales, encontró a Mandzukic con dos muy buenos centros y recibió faltas cerca al área – que para esta Juve, con los cabeceadores que tiene, son una gran arma–. El resto del partido el partid nos regaló a un gran Cuadrado,  muy activo y lúcido, que contribuyó bastante en el  4-0 final.

 

En el segundo tiempo fue lo mismo. El segundo gol de la Juve lo provocó Cuadrado: encaró y acumuló rivales en el último cuarto – el área estaba llena de jugadores de los dos equipos–,  y cuando le tocó decidir , descargó atrás de gran manera para Douglas Costa que remató un balón fuerte que desubicó a Donarumma.

 

Siga con: Se busca: Jhonny Ramírez

 

Foto: elheraldo.com


Lo más leído