Davinson y su difícil noche en el Juventus Stadium

3030

Compartir artículo:

El Tottenham sacó petróleo de Italia en un partido intenso y emotivo. Dávinson sufrió a chorros.

 

No fue el día de Dávinson

 

Sería injusto culparlo por el desconcierto defensivo de su equipo al inicio del partido. Estuvo a punto de írsele la serie al Tottenham prematuramente. Dávinson no tuvo responsabilidad en los goles de Higuaín, pero su partido fue regular por otras cosas.

 

Una de ellas fue la incapacidad del colombiano, Dier y Dembelé para contener a Douglas Costa. Allegri le dio un rol que sorprendió: flotando entre los volantes centrales e Higuaín. Con su velocidad y gambeta fue indetectable. Tuvo espacio y línea de pase para recibir y lastimar.

 

Tampoco estuvo acertado en los robos y los contragolpes de la Juventus. Higuaín jugando muy lejos del área y sin mucha compañía le causo muchos problemas a Dávinson y Verthongen. El ‘Pipa’ les robó balones, ganó faltas y marcó dos goles que pudieron ser tres.

 

No fue el mejor día de Dávinson con el Tottenham.

 

valderrama_blanca_haga-click_300x250

 

Dos desiciones de Pochettino que no entendimos 

El entrenador argentino salió con su eléctrico 4-2-3-1. Los once nombres parecían predecibles. Pero nos sorprendió con dos apuestas: Aurier y Lamela. No estaban en el análisis previo. Trippier (lateral derecho) y Son (extremo por izquierda) venían jugando como titulares en los partidos importantes.

 

La decisión de sacar a Son fue especialmente llamativa. El surcoreano venía en un nivel altísimo. No es temerario decir que el mejor de su carrera. Marcarlo era una proeza para los laterales rivales. Pochettino decidió poner a Lamela para que lastimara con su zurda jugando a perfil cambiado, y poner a Alli en el puesto de Son. La apuesto no funcionó. Erik y Dele fueron los más flojos del Tottenham.

 

Aurier tampoco jugó un gran partido. Lanzó unos centres peligrosos pero no fue el cuchillo que puede ser. Mandzukic y Costa jugaron bien por su lado. Además, cometió el segundo penal de la noche que pudo casi sentenciar la serie.

 

También puede leer: Así van a quedar los cruces de Champions

 

Una Juve muy distinta

 

Las ausencias de Dybala y Cuadrado obligaban a Allegri a presentar una Juventus nueva en Champions. Eligió un 4-4-1-1 con decisiones interesantes: Pjanic y Khedira en el medio con el alemán a mayor altura, Bernardeschi y Mandzukic de volantes por los costados jugando a perfil cambiado, Douglas Costa flotando de media punta e Higuaín arriba. Una propuesta muy distinta a la de los últimos años.

 

Por momentos esta Juve dio la impresión de ser menos equipo que el Tottenham, pero cuando uno piensa que el partido se le sale de las manos, el equipo vuelve a la carga, compite y transforma el curso del juego.

 

Veremos cuando se recuperen Dybala y Cuadrado cómo acomoda Allegri su ajedrez. Lo de Costa jugando libre detrás de Higuaín fue especialmente interesante. El último que lo había usado por dentro fue Pep, precisamente contra la Juve por Champions hace dos años.

 

banner-tiendasacojpg_300x250_haga-click-01

 

También puede leer: Johan Mojica vs Farid Díaz: ¿quién debe ir al mundial?

 

Foto: canalrcn.com


Lo más leído