La confusión de Ancelotti con James y su Bayern

2843

Compartir artículo:

 Ancelotti todavía no conoce su once

La alineación del Bayern fue una sorpresa grande. Fue mayor cuando observamos la disposición de sus jugadores. No solo el DT renunció al 4-2-3-1 que lo ha identificado en su era en el Bayern, sino que dejó por fuera a los tres extremos puros, Robben, Ribery y Coman, y jugó con los dos mediapuntas que en teoría luchan por un puesto: James y Müller.

Pensábamos que Kimmich y Alaba iban a tener todo el carril para ellos y en el juego aéreo Lewandowski y Müller iban ser un arma poderosa para herir al rival. También imaginamos a un mediocampo con Thiago y Vidal llegando al área desde la segunda línea. Pero terminamos viendo un equipo sin sorpresa, que abusó de los centros y con demasiados jugadores queriendo jugar al pie (Müller, James, Tolisso, Vidal, Thiago y Lewandowski).

Ancelotti supo que necesitaba gambeta y sorpresa desde atrás y terminó jugando con doble pareja en banda (Robben-Kimmich y Alaba-Coman), tratando de recuperar los rasgos recientes de este Bayern. Pero ya era tarde.

También puede leer; Falcao: vivir en la anormalidad

Tres cracks para llevarle la comida al tridente

Las portadas, los diarios y los videos se quedarán con Neymar, Mbappé y Cavani. Son los malabaristas, los artistas del show. Pero para que puedan brillar así en un partido de este nivel solo es posible con un medio campo como el del PSG. Rabiot, Verratti y Motta son jugadores que entienden todo, juegan a dos toques, simplifican su juego para maximizar el del equipo.

Mbappé se dio el lujo de quedar descolgado todo el segundo tiempo arriba y no ayudarle nunca a defender a su lateral porque Verratti y Alves estuvieron impecables en marca. Y en salida jugaron sencillo. Siempre decidieron bien para dejar al tridente posiciones favorables para atacar a campo abierto. Sin la lucidez de Motta, el primer pase de Verratti y el despliegue de Rabiot, seguramente no podríamos ver a los de arriba brillar tanto.

También puede leer: Los goles colombianos que el Puskas olvidó

Y en este lío, ¿en dónde queda James?

Este Bayern todavía no carbura. Perdió dos piezas muy importantes (Lahm y Xabi Alonso), sumó fichajes, Neuer tiene para tres meses de recuperación y Ribery y Robben están lejos de su mejor nivel. Ancelotti tiene muchas decisiones importantes por delante. Esta claro que todavía no tiene el mapa del equipo.

Hoy probó a Thiago de mediocentro, jugó con dos mediapuntas y después con dos extremos, no jugó un solo minuto Ribery. Hay muchos interrogantes. Quizá el mayor es el rol de James. Hoy estuvo desaparecido y fue víctima del planteamiento de su entrenador. Lo más factible es que James termine teniendo una encarnizada competencia por la titular con Müller. El equipo no puede prescindir de los extremos y sólo hay un puesto para los dos. El alemán es el jugador insignia del club, hoy fue el capitán y James tendrá que rendir muy bien para sentarlo.

Hoy jugó recostado por la izquierda por delante de Vidal y detrás de Lewandowski en un 4-3-2-1. Pesó muy poco y todavía no tenemos claro cual es el rol en el que Ancelotti lo quiere. Veremos el mejor James según el entrenador vaya encontrando el equipo.

También puede leer: El jeque más bobo del mundo

Foto: as.com


Lo más leído