El Bayern de James bajó a la tierra al PSG

3635

Compartir artículo:

El mejor Bayern de la temporada descubrió la cara más terrenal del PSG de Neymar. Gran partido de James.

 

El 10 que necesita Heynckes

En una nota para Fox Sports James dijo que el 10 había desaparecido en Europa. Que un jugador como él debía jugar más como extremo o retroceder como volante de primera línea. Nos permitimos desmentirlo con su partido de hoy.

 

Estamos ante la mejor forma física de James desde que está en Europa: está fino, rápido, con mayor musculatura. Solo así es posible cumplir a cabalidad con todo lo que le pide Heynckes, ser indiscutible y mandar al banco definitivamente a Müller. Contra el poderoso PSG, James cumplió con y sin balón. Jugó de enlace en un 4-2-3-1 adelante de Rudy y Tolisso y por detrás de Lewandowski.

 

Como en los últimos juegos, fue el socio de todos. Con la tarea de siempre ser opción de descarga se movió por toda la cancha. El segundo gol del Bayern es un cuadro del gran momento de James. Todo lo hizo bien: Ribery pasó al medio a jugar por dentro, el espacio que dejó liberado en la banda izquierda pasó James a ocuparlo, desde ahí fue opción de pase, le llegó el balón, esperó a que llegaran los volantes al área y mandó un centro con su sello. Perfecto. Medido. Un pase a la cabeza de Tolisso.

 

5 volantes para desconectar al PSG

El Bayern se adelantó pronto en el marcador. Lewandowski aprovechó una desatención de la defensa rival al minuto cinco. Desde ahí, el Bayern retrocedió unos metros, se hizo más corto y dejó que los centrales del PSG y Rabiot conducieran libres pero muy lejos de Ulrich.

 

Cuando el PSG trataba de salir, el Bayern esperaba replegado. Los volantes del Bayern hicieron un acordeón a todo lo ancho de la cancha para desconectar a los volantes de Neymar y Mbappé. Lo lograron. James en vez de estar pendiente de Rabiot, se juntaba a la altura de Rudy y Tolisso. Coman y Ribery también retrocedían y ayudaban a sus laterales. Eran en total cinco volantes que marcaban y basculaban ordenadamente.

 

En ese escenario le costó mucho a Neymar, Rabiot y Verratti, los especialistas en pases entre líneas, franquear con paredes y pases precisos esa buena defensa del Bayern. Alves y Kurzawa pasaron muy poco al ataque, no por falta de actitud conservadora sino porque no pudieron encontrar espacios con ventaja y momentos favorables para ganarle la espalda a Kimmich y Alaba.

 

Aviso al PSG

Dos derrotas en cuatro días sufrió Emery. Recibir tres goles del Bayern es un paso atrás. Un partido del que si no se sacan conclusiones puede significar una ruptura. La respuesta defensiva de su equipo fue muy pobre. Faltó tensión, intensidad, concentración.

 

Marquinhos y Thiago Silva estuvieron débiles en los duelos individuales. El medio campo que usó hoy puede ser un aviso para los partidos grandes. Quizá con Draxler y Verratti de interiores le costará mucho contra mediocampos combativos y defensivos, como el que presentó hoy Heynckes. Rabiot es un gran jugador pero todavía le falta para llegar a la altura de Thiago Motta como mediocentro.

 

Foto: elespectador.com


Lo más leído