fbpx

Se fue la madre de la Copa

2018-07-17T10:58:02+00:00 10 junio, 2016 |
5 minutos de lectura

Uruguay saltó a la cancha con cuatro cambios con relación a su debut con México hace pocos días; uno por obligación -Mathías Vecino había visto la tarjeta roja-. Con un clásico 4-4-2 Tabárez paró en cancha a Muslera, M. Pereira, Godín, Giménez, Gastón Silva; Carlos Sánchez, Egidio Arévalo Ríos, Álvaro González, Gastón Ramírez; Christian Stuani y Cavani. Dudamel hizo lo propio con un sólo cambio en referencia a su primer partido ante Jamaica tirando en cancha al joven Peñaranda –de buen ingreso frente a los “regeea boyz” por Seijas con un simétrico 4-4-2 con Hernandez, Ángel, Vizcarrondo, Rosales, Feltscher; Penaranda, Guerra, Figuera, Rincón, Martínez y Rondón.

 

A los treinta minutos del primer tiempo todo pudo haber sido distinto si luego de una falta a treinta metros del arco, bien centrada por Ramírez, Cavani lograba empujar la pelota luego de un desatino del línea que no levantó la bandera cuando dos jugadores uruguayos corrían en clara posición adelantada en busca de una pelota que Cavani no supo resolver a metros del arco. Uruguay adelantaba sus líneas antes una intensa defensa Venezolana que jugaba a la “uruguaya” esperando agazapada su oportunidad.

 

Cerca del minuto 35 Rondón advirtió su condición de goleador recibiendo centro de derecha y definiendo mal dentro del área. El partido planteado era el esperado. Un minuto después, con Uruguay plantado en cancha rival, en una salida poco clara, los celestes pierden el balón que muere en los pies de un atrevido Guerra que al ver a un Muslera adelantadísimo prueba desde casi de la mitad de la cancha, generando el exótico gol de Rondón que supo estar en lugar indicado en el momento indicado.

 

Casi al final del primer tiempo, Guerra de buen partido, ante el caos uruguayo, pasa a tres celestes y falla a puertas del área grande lo que pudo ser el segundo gol. El segundo tiempo exaltó la desesperación uruguaya y la intensidad venezolana que no defendió bien ni supo liquidar el partido. Los celestes erraron en la definición y Venezuela malgastó claras jugadas de gol ante una defensa uruguaya jugada al ataque. Tabárez desde el banco intentó mantener el orden táctico variando del 4-4-2 incial a un 4-3-1-2 con Ramírez como enlace. Utilizó los tres cambios sin alterar su plan táctico; Lodeiro por Ramírez, Rolan por Álvaro González y Mathías Corujo por Carlos Sánchez. Venezuela se delimitó a juntar sus dos líneas defensivas, presionando desde sus delanteros en cancha propia para contragolpear.

 

Los últimos minutos fueron lógicos entendiendo que Uruguay peligraba su permanencia en el torneo, con un Godín parado por momentos casi de nueve. Cavani corrió, marcó, la pidió siempre, pero ni la del final pudo: cerca de los noventa minutos tuvo una pelota clara en el punto del penal y le erró al arco. Venezuela fue un justo ganador porqué así es el fútbol; encontró un gol y luego mantuvo su arco en cero.

 

Tabárez y los jugadores celestes sabían perfectamente que de perder quedaban afuera de la copa. Venezuela, sabiendo de las presiones del rival, planteó un partido inteligente. Encontró un raro gol a diez de finalizar el primer tiempo, casi sin proponérselo y Uruguay no supo o no pudo, cambiar el destino de una Copa América que nunca pareció guiñarle el ojo.

Venezuela esperó y contragolpeó cuando pudo y bien pudo haberse cargado algún gol más.

 

Uruguay entregó alma, corazón y garra… pero le faltó fútbol. Tuvo sus chances; algunas muy claras, pero nunca contó con ese pequeño margen de azar necesario. Quedará en los bolsillos del alma el recuerdo de Luis Suárez mordiendo rabia y golpeando el banco de suplentes cuando el último cambio uruguayo no tenía su número para entrar; y es que no debía entrar y el cuerpo técnico uruguayo es serio y responsable. De ser por Suárez, entraba de muletas.

 

Que no se confunda nadie, el golpe de Suárez al banco de suplentes no es enojo con el técnico ni con ninguno de sus compañeros, es impotencia pura y justificada en un sin fin de absurdos que lo han tenido de rehén en los últimos años.

 

 

Evidentemente esto es un fracaso para la selección uruguaya y sin dudas Tabárez y su grupo técnico harán la debida autocrítica, pero no me es posible criticar la nobleza de los recursos utilizados: Uruguay perdió a lo Uruguay, con sus armas y con la misma ley de fútbol que tantas otras veces le dio la derecha. Venezuela celebrará su éxito con merecidos méritos, el comienzo de Dudamel a cargo de la selección mayor parece auspicioso. Uno imagina que cuartos de final ya es bastante para la “vino tinto”, pero fútbol es fútbol y habrá que darle algo de crédito a Venezuela, se lo ha ganado.

 

 

En el fútbol, como en la vida, hay que saber ganar cuando se gana y saber perder cuando se pierde. Uruguay hoy, fue digno en la derrota, como lo ha sido en la victoria muchas otras veces. Es la selección que más copas América ha ganado, quince en total y merece respeto. Corrió hasta el final, compensó con corazón la falta de fútbol y fiel a su estilo murió peleando.

 

Foto:

sportyou.com

(Visited 10 times, 1 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS
  • Razones por las que Nacional es el papá del Junior

    whatapps

    Razones por las que Nacional es el papá del Junior


  • De CR7 a CR9

    whatapps

    De CR7 a CR9

    Cristiano Ronaldo explotó en el Manchester United
  • Cuando Falcao salvó a River en Libertadores

    whatapps

    Cuando Falcao salvó a River en Libertadores


  • Los 3 días más tristes del fútbol

    whatapps

    Los 3 días más tristes del fútbol


  • Así fue el mejor Superclásico de la historia

    whatapps

    Así fue el mejor Superclásico de la historia


  • El amor en los tiempos del fútbol

    whatapps

    El amor en los tiempos del fútbol


  • Envigado vs. Millonarios: Así Millonarios recobró la esperanza

    whatapps

    Envigado vs. Millonarios: Así Millonarios recobró la esperanza


  • Nacional vs Junior: ¿El despertar de un grande?

    whatapps

    Nacional vs Junior: ¿El despertar de un grande?


  • Santa Fe vs. La Equidad: ¿Clasificación a los 8? Siguiente pregunta…

    whatapps

    Santa Fe vs. La Equidad: ¿Clasificación a los 8? Siguiente pregunta…


  • “Falcao es un genio, Henry fue un Dios del fútbol”

    whatapps

    “Falcao es un genio, Henry fue un Dios del fútbol”

    Henry será nuevo entrenador de Falcao en el Mónaco.
  • Razones por las que Nacional es el papá del Junior

    whatapps

    Razones por las que Nacional es el papá del Junior


  • De CR7 a CR9

    whatapps

    De CR7 a CR9

    Cristiano Ronaldo explotó en el Manchester United
  • Cuando Falcao salvó a River en Libertadores

    whatapps

    Cuando Falcao salvó a River en Libertadores


  • Los 3 días más tristes del fútbol

    whatapps

    Los 3 días más tristes del fútbol


  • Así fue el mejor Superclásico de la historia

    whatapps

    Así fue el mejor Superclásico de la historia


  • El amor en los tiempos del fútbol

    whatapps

    El amor en los tiempos del fútbol


  • Envigado vs. Millonarios: Así Millonarios recobró la esperanza

    whatapps

    Envigado vs. Millonarios: Así Millonarios recobró la esperanza


  • Nacional vs Junior: ¿El despertar de un grande?

    whatapps

    Nacional vs Junior: ¿El despertar de un grande?


  • Santa Fe vs. La Equidad: ¿Clasificación a los 8? Siguiente pregunta…

    whatapps

    Santa Fe vs. La Equidad: ¿Clasificación a los 8? Siguiente pregunta…


  • “Falcao es un genio, Henry fue un Dios del fútbol”

    whatapps

    “Falcao es un genio, Henry fue un Dios del fútbol”

    Henry será nuevo entrenador de Falcao en el Mónaco.
  • SÍGUENOS



    SÍGUENOS