El mediocampo: el gran dolor de cabeza para el mundial

5339

Compartir artículo:

Cientos de cuentas regresivas en internet, en redes sociales, en las calles y la más intensa, la de nuestra mente, nos recuerdan sin descanso que la gran fiesta está cerca. El mes feliz está a la vuelta de la esquina. Mientras más se acerca el 14 de junio, más lento es el reloj y más le damos vueltas a la lista final y a los problemas de la Selección. La actuación de los jugadores de Colombia cada fin de semana nos trae certezas pero también dudas: en este momento nuestra angustia está en la mitad de la cancha. En el doble cinco Sánchez-Aguilar.

 

Si el deseo consiste en al menos igualar lo de Brasil 2014 e intentar ser protagonistas, el escenario es desolador. El entrenador que todos tenemos dentro nos invita a buscar alternativas. Soluciones para llegar a Rusia con una mitad de cancha competitiva.

 

También puede leer: Volvamos a hablar de Sebastián Pérez

 

Pareciera que para Pékerman el doble cinco no se negocia. Veremos si en marzo nos sorprende con un nuevo dibujo, pero hoy por hoy, como en casi toda la eliminatoria salvo algunas excepciones, su dibujo se entiende con con la ‘Roca’ Sánchez y ‘otro’ más. El ‘otro’ parece ser Abel Aguilar. La misma pareja que en Brasil. Después de un largo y fallido casting de volantes –Sebastián Pérez, Daniel Torres, Mateus Uribe y Wilmar Barrios – José volvió a las raíces. A lo conocido. Ninguna alternativa le ofreció lo que buscaba.

 

banner-tiendasacojpg_300x250_300x250

 

El presente de la ‘Roca’ es crítico. Es suplente y juega poco. Demasiado poco. Además, La Fiorentina acaba de apostar 4 millones de euros por Bryan Bado, otro volante de marca. Abel Aguilar llegará al mundial con 33 años. Su semestre pasado en el Cali fue discreto. No logró hacerse un hueco en el once. Este semestre, si bien es pronto para sacar conclusiones, los minutos que jugó en la pretemporada son insuficientes para lo que necesita la Selección.

 

¿Qué debe hacer Pékerman? ¿Cambiar los nombres, el sistema o las dos? Sebastián Pérez se recuperó y jugó dos partidos en la pretemporada y algunos periodistas piden a Jhon Duque, Cantillo y Gordillo. Elementos que agrandan el puzzle de la mitad de la cancha. Hay muchas opciones de medio alcance pero ninguna certeza. La situación es difícil. Podemos ir al mundial con dos centrales de primer nivel mundial, con James en estado de gracia, con Falcao en luna de miel con el arco, pero sin mitad de la cancha: apague y vámonos.

 

También puede leer: La crisos de la ‘Roca’ Sánchez en la Fiorentina

 

Pékerman ha sido obstinado con el dibujo. Es más probable que encontremos buenos interiores a buenos ‘cincos’ puros. El caso de James en el Bayern es notable. Su nueva versión permite ponerlo a jugar de interior. Siendo responsable de la creación del equipo. Abel en ese caso, más arropado, sufriría menos y tendría que abarcar menos terreno en el medio. Sebastián Pérez y Mateus son más interiores que ‘cincos’. Jugar con linea de tres sería una solución lógica y plausible a este problema. Un 4-3-3, James dándole una mano a Aguilar. Piénselo. ¿Por qué no?

 

Foto: goal.com


Lo más leído