En defensa de Stefan Medina

7166

Compartir artículo:

Veinte meses después del último partido oficial de Stefan Medina con la Selección, pensamos que esa parte del país que solo vive para destruir había decidido dejar en paz al bueno de Medina. Hace ocho meses Pékerman lo convocó para los decisivos partidos contra Paraguay y Perú y nadie dijo nada. Por eso pensamos ingenuamente que los cobardes que, agazapados detrás de una cuenta de Twitter o Facebook, se dedicaron a destruirlo ya se habían cebado lo suficiente; que habían entendido que la humillación y el maltrato público tienen límites; y que se trata de un jugador de fútbol y no de un criminal. Pero nos equivocamos: Pékerman publicó ayer su lista de 35 para el mundial, incluyó a Stefan Medina, y otra vez, como en septiembre del 2016, esta comunidad de idiotas volvió a lo suyo.

 

Quien haya seguido de cerca a la Selección Colombia desde el mundial de Brasil sabe perfectamente que Stefan Medina no irá a Rusia. Apenas jugó tres partidos en la eliminatoria y cuando tuvo la oportunidad su rendimiento fue regular. Además, tiene el problema de que, como lateral, Santi Arias es mucho más peligroso atacando y, como centrales, Dávinson, Mina y Zapata son superiores y juegan en las mejores ligas del mundo. Nadie niega que con Colombia Stefan ha sido incapaz de ser el jugador que fue en Nacional y estamos todos de acuerdo en que no está para hacer parte de la lista definitiva. Perfecto.

 

Ahora, en una lista de 35 jugadores (que debe tener doce de colchón para suplir posibles lesiones y sanciones) incluir a un jugador con la trayectoria y el nivel de Stefan Medina es algo que haría cualquier entrenador de una selección que no tiene laterales de altísimo nivel. Medina tiene once títulos en su carrera y más de 300 partidos entre Nacional, Pachuca y Monterrey. Un currículum que, salvo Santi Arias, no tiene ningún lateral derecho con pasaporte colombiano.

 

Pero en un país como Colombia, acostumbrado a caerle al caído, a hacer sangre con el débil, el repugnante buylling mediático a Stefan Medina cada vez que Pékerman lo incluye en una lista se convirtió en algo normal. Dura ocho horas una tendencia destructiva en redes y nadie dice nada. Ningún líder de opinión, ningún jugador, ningún periodista. Hablaelbalón, desde la trinchera que ha venido construyendo en estos años, sale en defensa de Stefan Medina. Una persona que ha ejercido su profesión y ha defendidos a sus equipos de una forma honrada y admirable no merece menos que nuestro total respeto y reconocimiento.

 

Foto: las2orillas.com


Lo más leído