La Dimayor ‘mató’ a Santa Fe

7384

Compartir artículo:

Esta semana Santa Fe se juega medio semestre. El miércoles contra Flamengo en el Campín por Copa y a las 24 horas visita a la Equidad en Techo. En las dos competiciones está muy urgido: en Copa es tercero con tres puntos en el Grupo D y en Liga está a cuatro puntos del octavo a falta de tres partidos. Los dos juegos serán vitales, pues una derrota en cualquiera de ellos, lo dejaría casi eliminado de la respectiva competición.

 

En un contexto límite como este, lo más sensato sería que el cuerpo técnico pudiera invertir la mayor cantidad del tiempo en cuestiones tácticas y estratégicas para superar a sus rivales, analizar los últimos partidos de Flamengo y Equidad para así plantear el mejor partido posible. Pero no. Eso no será posible. Gracias a la Dimayor, Santa Fe deberá hacer cálculos de kilómetros en cancha para afrontar de la mejor manera dos encuentros importantísimos en menos 24 horas. Qué mamarracho.

 

andres-inmortal-carpinteria

 

Hemos escrito muchos editoriales y artículos denunciando el despropósito que es el calendario del fútbol colombiano. Sabemos que nos podemos volver repetitivos, pero es que ante estas situaciones la muñeca se nos mueve sola. La Dimayor por su incompetencia, falta de liderazgo y cortoplacismo se ve obligada cada tanto a clavarle el puñal a un equipo colombiano que disputa alguna competición internacionales. Por la primera y segunda vuelta de las elecciones presidenciales y por el inicio del mundial (14 de junio), no hay espacio para aplazar partidos. Por eso, esta vez el equipo jodido será Santa Fe, pero en su momento también lo han sido Nacional, Millonarios, Tolima, Cali, Medellín, Junior y América. Todos son víctimas de un calendario antitécnico y mediocre. Mientras la Bundesliga tiene 34 fechas y la liga española y la Premier League, 38, el FPC tiene 52. ¡Sí, 52! Una locura.

 

Lea también: ¿Y James? Todos los ex-madridistas que eliminaron al Madrid de Champions

 

Perdomo y su gente no han entendido que a veces menos es más. Obligar a algunos clubes a jugar —entre Liga, Copa, Superliga y torneos internacionales— más de 70 partidos es un absurdo. Los jugadores y entrenadores ya han perdido el miedo a denunciar el tema y exigen las vacaciones que sus colegas de otros países sí tienen; dicen que están convencidos de que el nivel del fútbol subiría si ellos no tuvieran que jugar tanto. Por su parte, muchos sectores del periodismo y de la opinión pública también han manifestado que se trata de una situación ridícula y poco profesional.

 

Sin embargo, lo más miserable de todo es que los clubes denuncian únicamente cuando se ven afectados directamente. Si es otro el perjudicado, entonces importa un comino. Lo correcto, lo gallardo y lo efectivo sería que ahora que Santa Fe se juega medio semestre en 24 horas, saliera alguien de Nacional y Millonarios a apoyar y ser solidario. Estamos así porque cada club barre para adentro y sólo piensa en su propia suerte. No pensamos de manera colegiada. En las asambleas el voto es por la necesidad del momento y nadie piensa a largo plazo.

 

Le puede interesar: ¿James o Real Madrid?: Decídase, Jamedrista

 

Foto: deportes.canalrcn.com


Lo más leído