Este fue el aporte de los colombianos al título de Boca

378

Compartir artículo:

 

Gracias a Sebastián Pachón, nuestro colaborador enfermo por Boca, le contamos uno por uno cómo fue el desempeño de los colombianos en la temporada. 

 

El equipo del Mellizo, líder desde la primera fecha, volvió a gritar campeón en Argentina y a pesar de las irregularidades en Copa puso a celebrar a la “mitad más uno”. Como los colombiano, otra vez, volvieron a estar en el centro del debate, les traemos cortico y al pie un balance de su rendimiento.

 

Sebastián Pérez:

 

Tanto por decisión técnica como por las malditas lesiones, de todos, Sebastián fue el de menor protagonismo. La ruptura del ligamento cruzado anterior lo puso desde el comienzo en desventaja y fue solo al final de la temporada cuando pudo competir enterito por una plaza en el equipo.

 

Las pocas veces que lo vimos en cancha dejó la sensación de estar muy lejos de su versión en Atlético Nacional y en el mundo Boca, aunque el volante dejó claro que su intención es seguir, cada vez lo miran con menos expectativas.

En Argentina, además, los periodistas malasangre se diern un festín con su decisión de volverse vegano y lo atacaron por izquierda y por derecha. El próximo semestre, muy probablemente, será su último cartucho.

 

 

Partidos jugados: 3

 

Minutos: 229

 

Goles: 0

 

Lea también: La decisión de Sebastián Pérez que cambió su vida 

 

Frank Fabra:

Frank fue fundamental y titular durante la mayor parte del campeonato. Fue la rueda de auxilio del equipo por la banda izquierda y , cuando anduvo bien, enérgico y efectivo en ataque, a pocos les importó sus carencias defensivas y aplaudieron de pie su desequilibrio.

 

En los últimos meses – como todo el equipo– bajó su rendimiento y tuvo que ver algunos partidos importantes desde el banco. Fue importante verlo convivir y ganarle el puesto a Emanuel Más, la flamante competencia que llegó a mitad de temporada.

 

Su desempeño en el mundial será determinante para su futuro, pues si la rompe es muy probable que le lleguen ofertas del fútbol europeo.

 

 

Partidos jugados: 22

 

Minutos: 1930

 

Goles: 2

 

Edwin Cardona:

El gordo fue de de más a menos. En la memoria de todos los hinchas está el gol de libre directo a River, pero la verdad es que el volante (convertido a extremo por Schelotto) no pudo mantener la regularidad.

 

Jugó la mayor parte del tiempo en una posición que no le hace bien a él y que lo aleja de la pelota durante pasajes largos del partido. Su mejor versión se vio cuando se ubicó en el centro del campo y entonces, sencillo y contundenente, jugó e hizo jugar.

 

Boca debe decidir pronto si hace uso de la opción de compra que tiene sobre el jugador, y que ronda los seis millones de dólares.

 

 

Partidos jugados: 20 

 

Minutos: 1577 

 

Goles: 4 

 

Lea también: Pekerman anunció sus 35 para Rusia 

 

Wilmar Barrios:

Este fue el año bisagra para Wilmar: pasó de ser un jugador desconocido a titular indiscutible en el esquema de Schelotto.

De todos los colombianos fue el que mostró el rendimiento más alto y regular en todas las competiciones, y a punta de entrega se ganó el respeto de sus compañeros y de la hinchada.

 

Su buen desempeño le valió para ser tenido en cuenta en la convocatoria del mundial (en una posición que parece estar sobrepoblada). En Boca buscan extender su contrato y poner una cláusula de recisión elevada, ya que el volante ha recibido ofertas del exterior.

 

Partidos jugados: 23

 

Minutos: 1991 

 

Goles: 1 

 

Termine con: La Selección Colombia necesita un tipo malo 

 


Lo más leído