El Nacional vs. América NO es el clásico del fútbol colombiano

8728

Compartir artículo:

La opinión de los columnistas no refleja necesariamente la de Hablaelbalón.

 

¿Quién dijo que América vs. Nacional es el gran clásico del fútbol colombiano? Vale, nadie niega que sea una rivalidad importante, a fin de cuentas son dos de los equipos más importantes de nuestro fútbol; pero de ahí a afirmar que el superclásico del FPC enfrenta a Nacional y América hay mucho… muchísimo. El concepto de clásico es bastante complejo y es difícil que todos estemos de acuerdo a la hora de definirlo, pero revisemos un momento los argumentos de tanto hincha verde y americano para ver si este partido en particular merece el rótulo de “gran clásico del fútbol colombiano”.

 

banner-tiendasacojpg_300x250_haga-click-01

 

Pasemos primero por lo obvio. Nacional y América no comparten plaza, no son rivales de patio. Esto ya lo hace distinto a grandes enfrentamientos como Flamengo vs. Fluminense, Fla-Flu, el gran clásico de Río de Janeiro. Ni hablar de la gran distancia que separa al América vs. Nacional del Superclásico Argentino. Boca y River paralizan Buenos Aires cada vez que se enfrentan, así sea por un amistoso, por el Torneo de Verano o por un partido de beneficencia.

 

Lea también: Los hinchas de televisión de los equipos grandes en Colombia

 

Hablando de paralizar ciudades, la rivalidad cultural entre verdes y americanos no da para tanto. Salvo algunas historias de que América tenía que entrar y salir del Atanasio en tanqueta, en los noventa, no hay nada que se parezca a lo que pasa en algunas ciudades como Glasgow, Belgrado y Estambul. Además, digámoslo, en los noventa todo el que se colgara el cartel de rival estaba forzado a moverse en tanqueta. El Old Firm, en Glasgow, la rivalidad entre los protestantes de Rangers (el equipo de este genio) y el representante católico, el Celtic, ha amenazado varias veces con derrumbar la sociedad escocesa. En Estambul, la separación entre la parte oriental y la occidental de la ciudad se hace enorme cuando se enfrentan Galatasaray y Fenerbahçe. Ni hablar de lo que pasa en los enfrentamientos entre Estrella Roja y Partizan de Belgrado; allá la pregunta después del clásico es por la cantidad de muertos, no si los hubo. No es que sea experto en estas cosas, pero no me suena que la rivalidad regional entre paisas y vallunos sea la más intensa que tenemos.

 

No siendo por el lado geográfico ni cultural, la historia es el gran argumento de verdes y americanos. El inicio de esta rivalidad puede rastrearse hasta 1981: Nacional y América (y su historia loca) se enfrentaron en la última fecha del cuadrangular final. Ambos tenían opciones de lograr el campeonato pero después de una serie de decisiones arbitrales muy polémicas, los ‘Diablos Rojos’ abandonaron la cancha antes del pitazo final. Dicen que ahí empezó todo. La historia está buena, pero ya estábamos en 1981, mil-novecientos-ochenta-y-uno. Para ese entonces Millonarios tenía 11 títulos y el Cali 5, que eran más de los cuatro que sumaban entre Nacional y América. Era mucho más relevante ese enfrentamiento, Millonarios vs. Deportivo Cali, tanto que es conocido desde entonces como “el Clásico Añejo de Colombia”.

 

Dirán los hinchas de Nacional y América que desde (el no tan lejano) 1981 la rivalidad entre ambos ha crecido muchísimo. Vale, eso fue cierto para los noventa y el principio de los años 2000. Pero eso, queridos hinchas, me parece insuficiente. Grandes rivalidades en un lapso de 20 o 30 años ha habido muchas, pero no por eso merecen el rótulo de clásicos. ¿Se atrevería alguien a decir que el gran clásico inglés es Chelsea vs. Manchester United? Además, en los 5 años que estuvo el América en la ‘B’, el tal “Superclásico” estuvo absolutamente muerto. Sigamos con los ejemplos de afuera: ¿Se acuerdan qué pasó ese año que River jugó en segunda? Nada, absolutamente nada. El Superclásico mantuvo su picante, su sangre caliente.

 

Le puede interesar: Andrés Botero y las decisiones que tumbaron a Nacional

 

https://tienda.hablaelbalon.com/collections/frontpage/products/james-2014-camiseta-blanca

 

El único argumento que les queda, lastimosamente, es la hinchada. Y sí, tienen hinchadas enormes, posiblemente las más grandes de todo el país. Pero esto, de nuevo, no basta. Por todo lo anterior, si no comparten patio, si no media una tensión cultural considerable, ni tampoco hay una gran historia en el enfrentamiento, la cantidad de hinchas es un simple número.

 

Aquí la discusión no es cuál es el verdadero clásico colombiano. Eso se lo dejo a otros, como al ilustre director de Deportes El Tiempo que se ganó más de un madrazo por decir que Millonarios vs. Santa Fe era el gran clásico de nuestro fútbol. Aquí la cuestión es que América vs. Nacional no reúne los requisitos para denominarse clásico, mucho menos para ser el “gran superclásico colombiano”. Si eso implica que Colombia es un país ajeno al fenómeno de los clásicos, lo asumo. De lo que estoy seguro es que el América vs. Nacional, por más importante que sea, de clásico tiene muy poco. O nada.

 

No se vaya sin leer: Así viven los 11 del último América campeón en la A

 

Foto:

as.com


Lo más leído