Moacir Barbosa: el primer ‘Karius’ de la historia

2018-07-24T14:39:12+00:00 24 julio, 2018 |
  • Loris Karius cometió error en la final de Champions

Psicólogo en desuso, editor hecho a pulso y futbolista recontra frustrado. Vivo por el fútbol y por eso soy incapaz de tomármelo en serio.

El fútbol es hermoso, pero a la vez cruel y desalmado. Esta es la historia de Moacir Barbosa, el primer arquero al que el fútbol le arruinó la vida.

Todo lugar tiene una catástrofe nacional, algo así como Hiroshima.
Nuestra catástrofe, nuestra Hiroshima fue la derrota contra Uruguay en 1950

Nelson Rodrigues, dramaturgo brasileño

 

Ese domingo en Río de Janeiro, los cariocas se levantaron triunfalistas. Motivados, claro, por la noticia que se anticipaba en los periódicos: “Estos son los campeones del mundo” era el titular que precedía la imagen de cada uno de los jugadores que horas más tarde enfrentarían a Uruguay en la final de la Copa del Mundo.

La primera de las fotos era la del portero Moacir Barbosa. Jugador que para los periodistas brasileños de la época era el mejor en su posición. Sus cuatro títulos con Vasco da Gama hablaban de un cerrojo en el arco. Moacir se miró orgulloso –sería la última vez que lo haría.

El espíritu de los hinchas locales estaba por los cielos. La arrogancia se hacía presente. El partido no comenzaba y la fiesta ya estaba armada. Los panderos, surdos y tamboriles conjugaban la animada samba cuyo jolgorio comenzaba a inundar las tribunas. Doscientos mil cuerpos dejaron sin espacio el Maracaná. Sólo un desenlace era posible.

Los nominados y un poema sobre el premio The Best

Inició el partido y en el primer tiempo, el resultado en ceros.

Arrancó el segundo y la obra por la que todo el país esperó encontró, por fin, un intérprete. Friaça marcó el primero y una inoportuna pancarta se asomó con un mensaje precoz: “Homenaje a Brasil campeón del mundo”.

Pero la catástrofe de la que habló Rodrigues empezó a cocinarse minutos después. Primero vino el empate de Uruguay, obra de Schiaffino. Luego, a falta de diez minutos, Alcides Ghiggia se escapó de la defensa y, casi sin ángulo, envió un disparo raso al arco que pasó entre el poste y la complicidad del portero Barbosa.

Mutismo en estado puro.

Al Maracaná lo han silenciado tres personas: el Papa, Frank Sinatra y yo

 Alcides Ghiggia, después del partido.

Uruguay levantó la Copa en Río. El carnaval fue un cementerio, la risa se hizo llanto, el orgullo pena y el héroe villano. Los brasileños desconsolados no podían creer lo que pasaba. Envueltos en lágrimas buscaban una razón, un motivo, sobre todo, un culpable: Moacir Barbosa fue el señalado por la opinión pública. Brasil necesitaba una explicación y la encontró en el arquero.

Averigüe cuál es su técnico perfecto para la Selección Colombia

Al salir del Maracaná, las masas llenas de desilusión, rabia e impotencia le aconsejaban el suicidio al acusado.

–¡Ese, ese hombre hizo llorar a todo Brasil!– le decía una madre iracunda a su hijo, mientras le apuntaba a Moacir con su dedo índice. La vida del jugador cambió desde entonces. Se transformó en el antagonista de ese y diez mil atardeceres más en su país. El fútbol se había cebado en él.

Jamás fue perdonado.

Un tiempo después de retirarse a causa del rechazo y los insultos del público, de forma irónica, el marginado volvió al Maracaná. Durante 20 años se dedicó a limpiar las piscinas del estadio y a cortar el césped del campo de juego. Un día solitario de aquellos, delegados de la FIFA llegaron a inspeccionar las condiciones del complejo. Como resultado, mandaron a cambiar las porterías de madera por unas nuevas de metal.

El señor Barbosa, reo de su pasado, se enteró de la reforma y pidió los palos abandonados. Con lentitud y melancolía le   prendió fuego a lo que alguna vez fue la escena de un crimen, su crimen. Los miró fijamente y espero sereno hasta verlos convertidos en cenizas. Desesperado, en un acto de superstición, Moacir buscaba alejar la mala suerte que, como su misma sombra, lo persiguió hasta el último día de su miserable vida.

No se vaya sin leer: Millos: La mejor noticia se llama Gabriel Hauche

Camiseta Falcao

 

Acto en vano. Moacir Barbosa fue por siempre y para siempre el culpable del Hiroshima brasileño, de aquella derrota que lloraron y siguen llorando en Brasil.

Pobre, viejo y despreciado, vio morir a su mujer de cáncer. Al poco tiempo, un derrame cerebral se lo llevó puesto. Murió sin el perdón de su nación y acusando: “La pena máxima en Brasil por un delito es de treinta años, yo he cumplido condena durante toda mi vida”.

Foto:
LaNación

(Visited 24 times, 1 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS
  • Los mejores fichajes de la Liga Águila 2018-2

    whatapps

    Los mejores fichajes de la Liga Águila 2018-2

    Volpi Neto, arquero del América, Juan Pablo Nieto, volante de Once Caldas, y Diego Guastavino, volante de Santa Fe.
  • El hincha de Millos que se hizo pasar por holandés para ir al Atanasio

    whatapps

    El hincha de Millos que se hizo pasar por holandés para ir al Atanasio


  • Se busca: Carlos Carbonero

    whatapps

    Se busca: Carlos Carbonero


  • Millonarios: 4 errores que no se pueden cometer contra General Díaz

    whatapps

    Millonarios: 4 errores que no se pueden cometer contra General Díaz


  • ¿Qué es lo que le pasa a Luis Díaz?

    whatapps

    ¿Qué es lo que le pasa a Luis Díaz?

    Luis Díaz celebrando un gol contra Pasto
  • La Selección de cuchos del Fútbol Colombiano

    whatapps

    La Selección de cuchos del Fútbol Colombiano


  • Lo que hizo Rooney el fin de semana…..

    whatapps

    Lo que hizo Rooney el fin de semana…..

    Rooney en el DC United
  • Feliz lunes: a lo Ousmane Dembele

    whatapps

    Feliz lunes: a lo Ousmane Dembele


  • Millonarios vs. Nacional: ¿Será que Russo está perdido?

    whatapps

    Millonarios vs. Nacional: ¿Será que Russo está perdido?

    Cristian Marrugo y Jhon Duque.
  • Nacional vs. Millonarios: La tacañería mató a Almirón

    whatapps

    Nacional vs. Millonarios: La tacañería mató a Almirón

    Nacional y Millonarios empataron 1-1 en el Atanasio
  • Los mejores fichajes de la Liga Águila 2018-2

    whatapps

    Los mejores fichajes de la Liga Águila 2018-2

    Volpi Neto, arquero del América, Juan Pablo Nieto, volante de Once Caldas, y Diego Guastavino, volante de Santa Fe.
  • El hincha de Millos que se hizo pasar por holandés para ir al Atanasio

    whatapps

    El hincha de Millos que se hizo pasar por holandés para ir al Atanasio


  • Se busca: Carlos Carbonero

    whatapps

    Se busca: Carlos Carbonero


  • Millonarios: 4 errores que no se pueden cometer contra General Díaz

    whatapps

    Millonarios: 4 errores que no se pueden cometer contra General Díaz


  • ¿Qué es lo que le pasa a Luis Díaz?

    whatapps

    ¿Qué es lo que le pasa a Luis Díaz?

    Luis Díaz celebrando un gol contra Pasto
  • La Selección de cuchos del Fútbol Colombiano

    whatapps

    La Selección de cuchos del Fútbol Colombiano


  • Lo que hizo Rooney el fin de semana…..

    whatapps

    Lo que hizo Rooney el fin de semana…..

    Rooney en el DC United
  • Feliz lunes: a lo Ousmane Dembele

    whatapps

    Feliz lunes: a lo Ousmane Dembele


  • Millonarios vs. Nacional: ¿Será que Russo está perdido?

    whatapps

    Millonarios vs. Nacional: ¿Será que Russo está perdido?

    Cristian Marrugo y Jhon Duque.
  • Nacional vs. Millonarios: La tacañería mató a Almirón

    whatapps

    Nacional vs. Millonarios: La tacañería mató a Almirón

    Nacional y Millonarios empataron 1-1 en el Atanasio