El once ideal de los ocho clasificados de la Liga Águila

4073

Compartir artículo:

En Hablaelbalón somos unos filósofos del juego ofensivo, por eso paramos un 3-4-3 que partirá en dos la historia de la Liga Águila.

 

Regla de oro: Solo escogimos máximo dos jugadores de cada uno de los ocho equipos.

 

Los guantes para: Fernando Monetti (Atlético Nacional)

 

El ojo de Nacional para los arqueros es tremendo, detectivesco. Lo saben todo. Se les fue un fenómeno y trajeron un grande. Aunque no es el arquero con más intervenciones de los ocho clasificados, es el que da más espectáculo. Con la eliminación de Faríñez, su puesto está asegurado. Tiene la saltabilidad de un trampolín y los reflejos de un felino. Con Fernando en el arco la delantera rival temblará siempre.

 

Defensa: Alexis Henríquez

 

Debido a la escasez de laterales y la sobreproducción de ofensivos, en el cuerpo técnico tomamos la decisión de poner una línea de tres tanques en defensa. Alexis será el capitán. Su vasta experiencia en el FPC lo ha convertido en todo un zorro viejo. Se conoce todas las mañas de sus rivales y siempre sabe qué hacer. Con el balón en sus pies, todos descansamos. Es un francotirador envidiable. Además, a punta de cuerpo, tumba a cualquiera.

 

brazilcarpinteria

 

Defensa: Fainer Torijano (Deportes Tolima)

 

Este no es de ahora. Fainer lleva cuatro años defendiendo las puertas del Murillo Toro. Desde que Gamero lo vio en Cali y se lo echó al bolsillo en el 2014, se ha convertido en un guardián completo. Es alto, así que nadie le gana por arriba. Tiene un tronco largo, que lo vuelve rápido y tiempista. Y, con el paso de los años, ha ganado voz y liderazgo –hace dos años que es capitán del Tolima-. Junto a Henríquez armarán una muralla china.

Defensa: Andrés Felipe Correa (Atlético Huila)

 

El tres lo completa el “Pecoso”. Este año ha demostrado que sigue vigente en el fútbol. Su nivel está por las nubes. Gracias a él, el Huila tiene la tercera mejor defensa de la liga. Al igual que Henríquez, sabe todo lo que un defensa debe aprender en Colombia. En el juego aéreo es una torre. Y en las jugadas preparadas, una pieza clave para llegar al gol. No se queda quieto y se desmarca con la misma facilidad que Godín.

 

Volante interior por derecha: Iván Rivas (Patriotas)

 

Aquí empieza lo bueno. Ya que tenemos un incremento en la producción de asistencias y volantes goleadores, decidimos armar un 4 de miedo. Con Iván, tenemos un poco de todo. Creación, pasegol y agresividad. Por si no lo sabían, es el segundo goleador de la liga ¡y eso que es volante cinco! Tiene una pegada de las más precisas en Colombia. Por si fuera poco, nuestro cuerpo médico dice que tiene más pulmones que Jhon Duque. Así que, por huevos, no se preocupen.

 

argentina-carpinteria

 

Cabeza de área: Kevin Balanta (Deportivo Cali)

 

Como todos los equipos surrealistas, este necesitará un quitador de muerte. Kevin es uno de ellos. Su agresividad es frenética. No para. Aunque es metelón y guerrero, le sobra la caballería. Sus quites son limpios y con finura de cirujano. Lleva la cabeza siempre en alto. Recupera, levanta la mirada y la entrega a los suyos. Con él, el balón nunca durará mucho en cancha rival. (Así juega Kevin)

 

Volante interior por Izquierda: Andrés Ricaurte (DIM)

 

Andrés, será nuestro mariscal. El pelao donde pone el ojo, pone la bala. ¡No falla! Es el volante más preciso en el campo rival. La salida del equipo estará en sus pies. Su zurda es especial, es capaz de enviar un cambio de frente desde y a cualquier parte de la cancha. Si nuestro diez no está en su día, “Andresito” tiene en su cabeza todas las líneas de juego posibles. Creación habrá de sobra.

 

La inventiva para: Yesus Cabrera (Once Caldas)

 

A él le confiamos el trabajo de los delanteros. Tiene tres que no fallan en el mano a mano. Su labor estará en ver las diagonales que le manden y hacerles llegar el balón. En su cintura tendremos diablura y burla. Enganchará a todos y les pintará la cara. El dorsal de su camiseta se lo aprenderán de memoria los defensas. Y cuando el balón esté mucho tiempo en el medio, lo pondremos a correr por los extremos.

 

 

Delantero por derecha: Omar Duarte (Atlético Huila)

 

Cada equipo tiene su promesa y Omar es la nuestra. La confianza que se tiene y su seguridad con el arco en frente le ponen más años de los que tiene. Como el delantero clásico colombiano, es pequeño en estatura y más rápido que un bólido. Sabe mover bien los hombros y su tronco para tumbar a los Goliats que enfrenta. Los 8 goles que ha marcado son firma segura de que nos hará celebrar cada ocho días. (Aprenda más de Omar aquí)

 

Centro delantero: Germán Ezequiel Cano

 

El argentino será nuestro Suárez, nuestra amenaza en la cinco con cincuenta. Con Teo al lado y Omar a su espalda, solo tendrá que embocarla. Si se acopla al juego a un toque de Teo, hará más goles que Salah esta temporada. En sus pies tenemos una bazuca endiablada, ningún arquero querrá meterse a sus disparos. Será el goleador del mundo.

 

Delantero por izquierda:Teófilo Gutiérrez

 

Él será el caracortada que cada equipo necesita. En los partidos calientes, no dudará en hablarle al oído a sus rivales para buscarles la expulsión. Además, en su cabeza tenemos el libro de las jugadas del fútbol. Se conoce los infinitesimales movimientos de los nueves. Con un simple desplazamiento, halará a los centrales para dejar libre a Cano cada vez que pueda (quiera). (Lea también: La Selección Colombia necesita un tipo malo)

 

De la mano de Teo saldremos campeones de la Libertadores y del Mundial de Clubes. Agárrate, Real Madrid, agárrate.

 

Siga con: Se busca: Jhonny Ramírez

 

Foto:

Win Sports

Marca

El Heraldo

 


Lo más leído