El lado oscuro del fichaje de Mina al Barca

15852

Compartir artículo:

Ver a Mina de azulgrana es otra señal del enorme crecimiento del fútbol colombiano. Pero tampoco es un camino de rosas.

 

Antes de entrar a discutir los planteamientos que motivan este artículo, debo confesar que deseo equivocarme. Espero que en mayo del próximo año sienta vergüenza de estas líneas. Primero, porque Yerry Mina me parece un magnífico profesional. Un hombre alegre, temperamental y humilde. Segundo, porque es un grandísimo jugador y sería fabuloso para la Selección tener a un central consolidado en el Barcelona. Sin embargo, no puedo traicionar mi pensamiento. Llevo varios años estando cerca, documentado e informado sobre el juego y el día a día del Barcelona y esto me lleva a creer que su primera temporada será durísima.

 

Una cosa es tener condiciones para ser el central de un gran equipo, y otra cosa, muy distinta, es hacerlo en el Barcelona. Ser central en el Barca es una profesión de riesgo. Es caminar sobre la cornisa durante casi todo el partido. Por la ortodoxia de su modelo de juego, Piqué y Umtiti juegan a cincuenta metros de su arco. Y esto, jugar con medio campo libre a las espaldas, es algo difcilísimo.

 

banner-tiendasacojpg_300x250_300x250

 

El jugador debe tener un acierto grandísimo en los duelos individuales. Debe manejar muy bien el fuera de lugar, pues cada mal movimiento se traduce en un mano a mano (como en el gol de Sandro jugando para el Málaga el año pasado en la Rosaleda). Un mal movimiento de Piqué: gol… y el Barca perdió la liga. Jugar a cincuenta metros obliga a manejar una cantidad de registros que a los centrales de los otros equipos del mundo no se les exige. Piqué, Umtiti y Puyol seguramente hubieran triunfafo en la Juve de Conte y Allegri. En cambio, Chiellini y Bonucci, creo que no darían la talla en el Barca. Esa es la diferencia.

 

También puede leer: ¿Qué es el Boxing Day?

 

El central del Barca debe ser rápido, intuitivo, muy certero en el corte, en los cierres en velocidad. Como defensa, correr hacía atrás siempre es más difícil que defender replegado. Por estas y otras razones, digo que es una posición del alto riesgo. Es estar constantemente expuesto. El central del Barca juega en un equipo de vocación ofensiva con 7 u 8 jugadores permanentemente delante de la línea del balón.

 

Ante este escenario –ya que el diario AS asegura que apenas se abra la ventana de invierno Mina llegará al Barca– es necesario preguntarnos si Yerri está preparado para rendir en ese modelo. Aunque su fichaje se piensa como el remplazo natural de Mascherano (suplente), como a Umtiti le faltan cinco o seis semanas de recuperación, no es loco pensar en que Yerri va a contar con minutos. Con minutos decisivos en la temporada, por lo que se le exigirá rendir a tope desde el día uno.

 

banner-tiendarevista_300x250

 

Entonces: ¿tiene Mina condiciones para jugar en el Barca? La respuesta es incierta. Para él será un lenguaje totalmente diferente. Un reto durísimo. Santa Fe, Colombia y Palmeiras, por dimensión y modelo de juego, no tienen nada que ver con el Barca. Valverde le exigirá protagonismo con el balón. En el Barcelona, en pasajes del juego, los centrales hacen de volantes, se involucran en el juego, combinan, conducen muchos metros para liberar receptores. Se les pide el cielo.

 

También puede leer: “La Premier no es para Guardiola”

 

No hay que obviar que más allá de que sus condiciones lo pusieron en la mira del Barca, su fichaje también se explica por el acuerdo con el Palmeiras. Con los precios que se le piden a los clubes grandes cuando preguntan por un jugador, 9 millones por Mina es una ganga. El Barca hace un gran negocio pero sabe que está arriesgando. Trae a un jugador que solo ha jugado en Suramérica con la pretensión de que rinda en la super élite sin un club trampolín, sin pretemporada, sin meses de crédito. Para las dos partes es una operación de vértigo. Al menos de enero a mayo.

 

Así las cosas, por no contar con el tiempo y el espacio para educarse en el modelo de juego del Barcelona e interiorizar movimientos y automatismos, y por la obligación de tener que entrar en el calor de la competencia de a cada tres días, creo que a Mina no le irá bien en sus primeros meses en el Barca…Ojalá me equivoque.

 

También puede leer: La última patraña de Mourinho

 

Foto: lapelotona.com


Lo más leído