Este sería el peor error en la vida de Falcao

8966

Compartir artículo:

La opinión de los columnistas no refleja necesariamente la de Hablaelbalón. 

 

Siempre que vemos el nombre de Falcao en los titulares de prensa, tememos lo peor. El fantasma de la lesión del Tigre es tan grande, que cada vez que se cae en la ducha o se corta afeitándose, los colombianos empezamos a prender velitas y a rezar como tía en Semana Santa. La noticia de esta semana, por fortuna, no tuvo que ver con un nuevo hematoma-desgarro-contusión-resfriado de nuestro querido Radamel. No. Pero fue más grave, mucho más aterradora. “¿Falcao al Milan?”, empezó a titular nuestra dinosauria prensa deportiva, después de haber comprado el chisme del diario Tuttosport.

 

 

No, no y no. Por favor, no. Preferible que se devuelva al Porto, a River, a Millonarios, yo que sé; seguro tendría un final de carrera más digno que con esos muertos de hambre del AC Milan. Oiga, increíble en lo que se ha convertido la Serie A. La Juventus es lo único verdaderamente rescatable de esta liga, que con el tiempo pasó a ser la más aburrida y decadente de todo el circuito europeo.

 

pekerman-for-carpinteria

 

Ese es justamente el problema. El dominio de la Juve es tan apabullante, que desde agosto se sabe cómo va a terminar todo. La final de copa de esta semana contra el Milan fue un ejemplo perfecto. La oportunidad era inmejorable, el Rossonero podía demostrar que la Juventus también era humano y por ahí derecho salvar una partecita de la millonaria inversión que hicieron sus nuevos dueños. Pero no. Después de un primer tiempo aceptable, el Milan terminó comiéndose 4 goles en cuestión de 20 minutos. Es en serio: el fútbol italiano ya ni siquiera da para dormir la siesta un sábado después de almuerzo.

 

Lea otra opinión del autor: La final Real Madrid vs. Liverpool nos devuelve la esperanza en el fútbol

 

En liga fue exactamente la misma historia. Faltando cinco fechas para el final, el Napoli asaltó el Juventus Stadium con un gol de Koulibaly en el último minuto. La lucha por el campeonato quedó ajustadísima, el Napoli estaba a un punto de arrebatarle la liga al todopoderoso Juve. A un punto de ganar su primer Scudetto en 28 años. Y no. Perdóneme que lo ponga así, pero se cagaron en los pantalones, no hay otra explicación. Después del agónico triunfo en Turín, el Napoli perdió 0-3 contra la Fiorentina y empató en casa con el Torino. Mejor dicho, le sirvió la liga en bandeja de plata a la Vechia Signora.

 

Consciente de haber dejado ir una oportunidad enorme, el director técnico Maurizio Sarri no ocultó su tristeza y dejó un par de frases que definen a la perfección la situación de la Serie A: “No se pueden encontrar estos fanáticos en otros lugares, esto es muy importante (…) si esto se va a acabar, quiero que Napoli sea el recuerdo de mi vida”. Y sí, Maurizio, exactamente eso sentimos nosotros. El fútbol italiano nos ha regalado momentos hermosos –los recuerdos de la vida, podría decirse– pero, tristemente, lo mejor es dejarlo ir.

 

colombia-carpinteria

 

Basta recordar lo que era hace 12 años. Italia ganó el Mundial 2006 y los 23 jugadores que se colgaron la medalla de campeón jugaban en la misma liga: la Serie A. Los clubes italianos, además, eran protagonistas habituales en Europa; pero ya no, eso ya pasó. Italia se quedó por fuera del Mundial por primera vez en 60 años. Y en Europa, lo último fue la Champions del Inter con Mourinho, en 2010. Ah, claro, y los dos sub-campeonatos de la Juve, en 2015 y 2017…que igual saben a poca cosa.

 

¿Por qué? Porque Juventus lleva cuatro años consecutivos ganando el doblete (liga y copa), pero no ha podido trasladar su dominio a Europa. Eso quiere decir, palabras más palabras menos, que la dictadura de la Juve se debe al pobre nivel de sus rivales en el campeonato doméstico.

 

Es normal que le guardemos un cariño especial al fútbol italiano. A fin de cuentas, ahí fue donde empezaron a brillar los colombianos que se atrevieron a cruzar el charco. El gol del Tino contra el Milan, de tiro libre, sin duda está tatuado en la memoria de todo futbolero colombiano mayor de 25 años.

Muchos otros crecimos con Iván Ramiro en el Inter y lloramos cada vez que nos acordamos de ese equipo dirigido por Roberto Mancini. Y, claro, Colombia está lleno de hinchas del Milan, que aprendieron a ver fútbol con Maldini, con Cafú, con Gattuso, con Kaká.

 

También le gusta: Abel Aguilar: El Mascherano colombiano 

 

Es más: la defensa titular de la Selección en el 2014 (Zúñiga – Zapata– Yepes – Armero) jugaba enterita en la Serie A. Siempre vamos a recordar al fútbol italiano con cariño; sin embargo, el presente nos dice que no hay forma de salvarlo.
El único que se salva (y eso) es la Juve. Qué bien que Cuadrado esté ahí, aprovechándose de la hegemonía de su equipo. Pero, ahora que la vetusta prensa colombiana anda haciendo esa pregunta de “¿Falcao al Milan?”, déjenme maldecir por un momento y darles una respuesta: ¡Ni loco! Mejor que se vaya a China o que se vuelva pastor cristiano o que cuelgue los guayos de una buena vez. Cualquier cosa con tal de que no vaya a parar a la Serie A…cabada.

 

Termine con: ¿Por qué interesa Mateus Uribe al Real Madrid?

 

argentina-carpinteria

 

Foto:

LaVanguardia


Lo más leído