Recordando al ‘Totono’ Grisales

2081

Compartir artículo:

Este es uno de esos jugadores de culto, de los que marcaron la historia moderna de la Selección Colombia. Lo recordamos.

 

No era la Selección de estos años, pero era la Selección y no teníamos otra que quererla, que seguirla. En medio de tantos fracasos, de tantos centavos que faltaron p’al peso, aparecieron figuras sublimes, jugadores que se hicieron de culto. Hombres como ‘El Totono’ Grisales hicieron potables esos días amargos.

 

“O estudias o te hago llevar a la cárcel, yo no quiero que me llamen a decir que te mataron porque no tengo dónde enterrarte”, eso le dijo su mamá cuando apenas era un niño y viva en las calientes calles de Bello. Freddy desobedeció y se hizo futbolista.

 

Debutó con Bello F.C. en la primera B y en el 98 dio el saltó a Nacional. Allí se hizo ídolo. En menos de un año salió campeón con Nacional y fue la gran figura de Colombia en la Copa América de Paraguay. Desde afuera comenzaron a preguntar por él. Se habló de un preacuerdo con el Atlético de Madrid, pero al final fue San Lorenzo de Almagro el que se lo llevó.

 

Lea también: Recordando a Thomas Gravesen

 

En Argentina la cosa no cuajó. Se hizo dueño del banco de suplentes del Nuevo Gasómetro. A los seis meses ya estaba de vuelta. Se volvió a poner la verde y, aunque no volvió a salir campeón con ella, llegaron los mejores años de su carrera. Fue cuando el calvo enamoró al país.

 

De la Copa América del 2001, más que el insulso título de la Selección, el país recuerda la foto de ‘Totono’ celebrando su gol contra Venezuela. Llevaba la número 19. Desde afuera del área la cogió tres dedos, la puso al palo derecho de Dudamel y salió corriendo a celebrar; le quitó el casco a un policía, se lo puso e hizo el saludo militar a la tribuna. Un hito de la historia de nuestro fútbol.

 

 

Cuando llegó a la cima, la cosa solo podía ir de para abajo. En 2004 fue a probar al Aston Villa. Estuvo una semana en Birmingham y el día que se iba a cerrar la negociación le dijeron que no había plata, que el club estaba en quiebra y que, además, sus piernitas flacuchas no eran aptas para el fútbol inglés. “Los jugadores más malos que he visto en mi vida los vi en el Aston Villa”, dijo rayado Fredy cuando volvió.

 

No se vaya sin leer: Recordando al ‘Tigre’ Castillo

 

Inglaterra se convirtió en Argentina y el Aston Villa, en Colón de Santa Fe. ‘Totono’ hizo parte del equipo hermoso dirigido por el ‘Coco’ Basile que salió tercero. Luego fue a Barcelona de Ecuador y tuvo un paso fugaz por el DIM. En 2006 volvió a Colón. En su segunda etapa dejó cosas lindas, pero ninguna como el gol agónico que le hizo a Boca en el Cementerio de Elefantes.

 

 

De Colón salió mal. El club no cumplió y le quedó debiendo. Freddy pasó fugazmente por Independiente antes de volver a Colombia. Las lesiones y la falta de fortuna lo fueron mermando. En Junior, Rionegro y Pereira exprimió lo último que le quedaba. Hoy es entrenador y tiene su propia escuelita. Ver los videos de sus goles y sus gambetas nos hace pensar que hubiera podido llegar más lejos. Su carrera, sobre todo en su recta final, dejó un “sinsabor amargo” como él mismo hubiera dicho.

 

Termine con: Recordando a Fabien Barthez

 

Foto:

WinSports


Lo más leído