“Dios es redondo” de Juan Villoro

387

Compartir artículo:

Juan Villoro redescubre el fútbol en Dios es redondo, su quinta obra periodística.

 

Las líneas de este curtido cronista y ensayista se prestan, de cuando en cuando, para establecer nuevos vínculos con el fútbol. Dios es redondo es el segundo libro que el mexicano dedica al deporte rey (Los once de la tribu se publicó en 1995 y Balón dividido, la continuación de Dios es redondo, en 2014).

 

valderrama_blanca_haga-click_300x250

 

Con Villoro la pelota es otra cosa. O quizá es la misma, pero de su mano conseguimos imaginarla en toda su inmensidad: omnipotente, divina.

 

El éxito de su cometido –desenmascarar las pasiones desbordadas que el fútbol despierta- es tangible en la medida en que tanto un futbolero ducho como un ignorante del tema pueden descubrir los más elementales porqués del delirio colectivo que 22 hombres de pantalones cortos reproducen en cualquier latitud del planeta.

 

Dios es redondo es un recorrido de crónicas vertiginosas y diálogos brillantes que dirige a una interpretación casi sociológica de la religión de los desposeídos. La narrativa de Villoro invita a extender la mirada sobre los profetas, los elementos y lugares sagrados que nos hemos acostumbrado a profanar con la rutina. Porque como en toda religión, el mágico ejercicio de la fe corre el riesgo de ser superado por la rutina.

 

Por fortuna, siempre hay un pastor que consigue solucionar el problema.

 

“Un día Dios dijo: ‘Hoy trabajé mucho y es hora de ir a recreo’. Dios y sus amigos se pusieron a jugar fútbol y Dios chutó tan duro la pelota que cayó en un rosal y se ponchó. Al explotar la pelota, se creó el universo y todas las cosas que conocemos”.

 

Más fútbol y Literatura:  “El fútbol a sol y sombra” de Eduardo Galeano

 

Ficha técnica:

 

Título: Dios es redondo
Autor: Juan Villoro (Ciudad de México, 1956)
Editorial: Anagrama
Páginas: 288
Primera edición: 2006

 


Lo más leído