Se busca: Juan Pablo Pino

4910

Compartir artículo:

¿Qué fue de aquel mago de trencitas que hace diez años nos maravilló a todos en el Suramericano Sub-20? Lo estamos buscando, vivo o muerto.

 

Aunque había debutado en el 2005, el mundo lo conoció en el Suramericano Sub-20 de 2007 en Paraguay. Le bastaron un desborde por derecha, tres enganches maradonianos y una asistencia para convencer al mundo de que no había nadie mejor. Cuando volvió a Independiente Medellín, ya Europa lo tenía en la mira. A sus 19 añitos saltó al Mónaco. De la ‘Montaña’ al Principado en vuelo directo, sin escalas.

 

Juan Pablo era el mejor, hasta que se lo dijeron…

 

 

El cuento de hadas duró poco. Recién aterrizado se lesionó y cuando volvió su entrenador ni lo volteó a mirar. A partir de ahí comenzó su periplo. Pino se hizo un nómada. Francia, Bélgica, Turquía, Arabia Saudita, Grecia … Se dedicó a viajar, a cobrar, a fiestar, pero se olvidó de jugar.

 

Lea también: Se busca: Edixon Perea

 

En 2013 volvió al lugar en donde todo comenzó. En el Medellín quiso reinventarse, volver a sus raíces. Jugó ocho partidos, no hizo ni un gol y se fue con mucha más pena que gloria después de negarse a presentar un control de alcoholemia. La indisciplina fue su siempre fiel compañera. Su condena.

 

En Francia, en el Bastia de segunda división quisieron darle la enésima oportunidad. Pero cambiar es difícil y la tendencia se mantuvo: cuatro partidos, ni un gol y, otra vez, a la calle. ‘Juanpi’ se hizo experto en decepcionar. Del crack que brilló en el Suramericano Sub-20, al que llamaron a la selección mayor, ya no quedaba ni el pegado.

 

Luego estuvo en Universitario de Perú, pero no le quisieron renovar. Como raro, no cuajó y salió por la puerta de atrás. En once años como profesional hizo 14 goles. Los mismos que Messi en un fin de semana. Su ascenso fue tan meteórico, como agónica su caída.

 

Le puede interesar: Se busca: Libis Arenas

 

Estuvo un tiempo por ahí, deambulando derrotado sin equipo. La última vez que se supo de él fue en Indonesia. El Arema Cronus le creyó el cuento y se lo llevó. Recientemente, en la página de Facebook del club anunciaron que lo iban a ceder a otro equipo para que se adaptara a la liga local. De jugar en el flamante campeón de Francia a ser un desadaptado en la Superliga Indonesa. Así las cosas…

 

 

Si lo ve o sabe dónde está, avísenos. Anímelo a volver. Invítelo a su equipo del barrio. Dígale que el recuerdo de 2007, que ese crack que nos deslumbró con su talento, velocidad y potencia, todavía vive en algún lugar de nuestra memoria. Que gracias por eso.

 

 

No se vaya sin leer: Se busca: Tressor Moreno

 

Foto:

El Bocón


Lo más leído