Colombia empató con Australia, pero le ganó a la mediocridad

2796

Compartir artículo:

La Selección Colombia jugó un gran partido contra Australia y aunque no ganó, dejó muchas buenas noticias.

 

El 4-3-3, la gran conclusión de la gira

 

Mucho se especuló con el partido frente Australia. Como no se trata de un equipo top, lo que muchos creyeron es que Pékerman iba a salir con inventos. Y no. Más allá de que cambió algunos nombres, mantuvo el 4-3-3 que tanto éxito le dio contra Francia. Nada de línea de tres atrás y ningún cambió de laboratorio.

 

facebook-carpinteria

 

Don José cambió a los centrales, puso a Mojica por izquierda; probó a Barrios en lugar de Sánchez; y le dio su enésima oportunidad a Carlitos Bacca. Rotaron los nombres, no la idea. Y volvió a dar resultados. Más allá del empate a cero, Colombia fue muy superior y pudo haber ganado con holgura.

 

El primer tiempo fue apretado y muy luchado. El tamaño de la cancha y la enjundia con la que Australia jugó hicieron muy difícil que Colombia se hiciera con el dominio del partido. No hubo opciones, pero el contexto sirvió para comprobar que Matheus es un gran box-to-box y que está fijo para ir a Rusia, que a Abel le pesa demasiado el físico y que Barrios es un león para recuperar pero que es muy impreciso cuando lo presionan.

 

Lea también: Así la recontrarompe Matheus Uribe

 

En el segundo tiempo, cuando Australia bajó la intensidad, Colombia creció mucho. Los segundos tiempos contra Francia y Australia han sido lo mejor que mostró este equipo en los últimos cuatro años.

 

Lerma entró por Aguilar y Borja reemplazó a Falcao. Este aunque erró muchos goles –entre ellos un penal– estuvo muy activo, luchó, tiró diagonales y le sacó ventaja a Bacca, que sigue siendo pálido cuando se pone la Amarilla (azul, en este caso).

 

Para rematar el partido, y mostrar que el equipo tiene variantes, Pékerman cambió a un 4-2-3-1 con Lerma y Barrios de volantes de marca, James (luego Gio Moreno) detrás de Borja y Chará e Izquierdo, como dos culebras, por las bandas. Australia terminó avasallada y de milagro no ganamos.

 

Un empate con sabor a victoria…

 

Le va a gustar: El 11 de ideal de los no convocados de la Selección Colombia

 

Fabra y Mojica: Una guerra a muerte

 

Fabra, más allá de ser un buen compañero, debió sufrir con el partido de Mojica. El “debutante” se jugó un partido de la racamandraca y habrá sembrado la duda en la cabeza de Pékerman.

 

Arrancó tímido y de a poco fue carburando. Al final vimos a un tren, un jugador criterioso para tocar y pasar, llegar a línea de fondo y tirar centros venenosos. No tiró un centro malo y puso tres pelotas en el área que los encargados del gol se tragaron. Hace años, y muchos, Colombia no tenía un lateral tan desequilibrante.

 

Seguramente ambos irán a Rusia, pero de aquí al 19 de junio veremos una guerra por ver cuál de los dos será titular.

 

No deje de leer: Este es el lateral que le puede quitar el puesto a Fabra

 

facebook-carpinteria-h

 

Bernardo Espinosa: un misterio sin resolver

 

A Pékerman lo amamos, pero el viejo hace cosas que son incomprensibles. Llamó cinco centrales, en el primer partido puso a Mina y Dávinson y en el segundo, a Zapata y Murillo. Hasta ahí todo bien, pues solo juegan once. Pero es inexplicable –para nosotros– que haya preferido poner a Mina que probar a Espinosa, cuando Murillo salió roto.

 

Debe ser que lo vio crudo en los entrenamientos o que simplemente no es de su agrado. La verdad una lástima, pues la está rompiendo en el Girona. Además, a diferencia de lo que esperábamos, los centrales no nos dejaron del todo contentos. Contra Francia chirriaron y a Zapata, contra Australia, se le vio la falta de ritmo.

 

Para llevarlo a pasear, mejor haber convocado a otro.

 

Quiz: ¿Sabe cuál es la trayectoria de los jugadores de la Selección Colombia?

 

Preguntas abiertas

 

¿Gio o Juanfer? A ambos les tocó rematar los partidos y ambos entraron bien. Juanfer clavó el penal y Gio dio una muestra de su calidad sublime, en diez minutos en cancha metió tres pases al espacio de antología.

 

¿Bacca o Borja? Pékerman le está buscando reemplazó al Tigre. Bacca es de su entraña y por eso le dio 75 minutos. La cosa es que en los 45 que jugó, Borja generó cinco veces más peligro.

 

james_content_300x250

 

Foto:

El Tiempo / Reuters


Lo más leído