James es mucho más que un mediapunta en la Champions

3656

Compartir artículo:

El Bayern, comandado por el “nuevo” James Rodríguez, sufrió de más para clasificarse contra el Sevilla

 

El Sevilla lo tiene todo… menos el gol

 

Sevilla en Alemania, como en el Pizjuán, jugó un gran partido, digno de un semifinalista de Champions. El nombre del rival no le asustó y le jugó golpe a golpe al Bayern.

 

james-2014-v-negra

 

Es bueno el equipo de Montella, elabora por adentro con el buen pie de Banega y Vázquez y hiere por afuera con el vértigo de los tándems Escudero-Correa y Sarabia-Navas. Así genera opciones de gol, pero no tiene un hombre de jerarquía que las meta. En el primer tiempo pudo haberse puesto por delante, pero al equipo le sigue faltando sangre fría en el área.

 

Ben Yedder fue el nueve titular y no apareció. Al 65 entró Muriel y escasamente la tocó. Luisito luchó, presionó, corrió, pero no tuvo ninguna clara. El equipo no lo ayudó, pero igual ya está más que manifiesto que él no puede ser el hombre gol.

James es mucho más que un mediapunta

 

El partido que plantó el Sevilla incomodó al Bayern. Al Bayern y a James Rodríguez, que hoy terminó de demostrar que pensarlo solo como mediapunta es una tontería que ya no va más.

 

Desde unos meses atrás, para poner a sus mejores fichas en campo, el viejo Heynckes pateó la pizarra y convenció a Rodríguez de que podía ser un box-to-box. Menos goles, menos contacto con el área, pero más participación y más despliegue configuran al James 2.0.

 

Pues bueno, esta tarde, con un Sevilla que se propuso ser el dueño del balón, vimos a un James que en un partido difícil, con su equipo en modo golpe a golpe, a la contra, se puso el overol. Hoy fue el Arturo Vidal y no le quedó grande. Se le vio solidario al lado de Javi Martinez en el doble cinco y con tanque suficiente para la sorpresa y el desorden creativo cuando el Bayern tuvo el balón.

 

La nueva plasticidad de James y su físico potente son noticias tremendas para un hipotético nuevo rol en la Selección Colombia.

 

El Bayern de Heynckes

En la ida y en la vuelta vimos algo que habría sido impensado hace un año y volvimos a ver al típico equipo heynckesiano que ganó el triplete en 2013.

 

A diferencia del Bayern de Guardiola, el de Heynckes no está obsesionado por el balón, de hecho es habitual verlo cediéndoselo al rival. En Allianz Arena, ante su público lo vimos por momentos replegado, sin ejercer presión alta y esperando al Sevilla en propia cancha. Bueno, todo es una trampa…

 

james-2014-v-negra

 

Una trampa en la que el Sevilla cayó, y aunque jugó un muy buen partido y tuvo el balón, fue en su arco en donde vimos las más claras. El Bayern con un lanzador como James en el doble cinco y dos extremos violentos como Ribery y Robben se siente comodísimo al contragolpe.

 

Es equipo muy versátil que vive con y sin el balón.

 

Foto:

Futbolete

 


Lo más leído