fbpx

El equipo perfecto para James

2018-07-17T11:02:35+00:00 9 junio, 2017 |

Psicólogo en desuso, editor aficionado y futbolista recontra frustrado.

3 minutos de lectura

Como almas gemelas que van por el mundo queriendo encontrarse, James y el Tottenham se necesitaban el uno al otro. ¿Por qué? Aquí le contamos.

 

Propuesta del Entrenador

El argentino Mauricio Pochettino —que ya renovó hasta 2021— ha logrado introducir un estilo de juego en el que se balancea el buen trato al balón, la triangulación rápida, las paredes y los desbordes con la fuerza física y la velocidad del futbol inglés. Basta con ver el cierre liguero en el que ganaron 2-1 al United de Mou (marcador corto para la exhibición que dieron), 1-6 al Leicester y 1-7 al Hull para darse cuenta que la propuesta de juego es bastante atractiva. Es un modelo bien ajustado a las necesidades del fútbol europeo pero que no renuncia al estilo y la esencia del suramericano. Justo lo que James necesita: defender su esencia y evitar “europeizarse” del todo, cosa que le exigieron en el Madrid y le terminó costando su lugar.

 

Lea también: Pochettino, el único argentino admirado en Inglaterra

 

Socios sobre el césped

Harry Kane y Dele Alli son los delanteros más prometedores del fútbol inglés. Además de ser grandes definidores, ambos están en constante movimiento, participan en la elaboración y se complementan mutuamente (imagine una versión inglesa de Falcao y Teo en su mejor momento). En ese sentido, si hay algo que les vendría bien sería comenzar a ser “alimentados” por una zurda como la de James. Junto a un 10 de la calidad de Christian Eriksen, el colombiano podría formar una de las mejores duplas de creación del mundo. Toda esta ofensiva estaría respaldada por la solidez de Wanyama y Dier, por laterales participativos que dan mucha amplitud —Trippier y Davies— y por un arquero de talla mundial como Hugo Lloris.

 

Titularidad y competencia

El puesto que ocuparía el 10 de nuestra selección es el que comparten hoy el coreano Son y el argentino Lamela, que aunque son muy buenos jugadores no tienen ni la calidad, ni la explosión, ni la creatividad de James. Es decir, no habría polémica acerca de quién debe ser el titular, pero sí se mantendría la competencia suficiente para evitar que alguno se “durmiera en los laureles”. James le vendría como anillo al dedo a una estructura que de por sí ya luce bien y tiene un gran potencial para seguir creciendo.

 

Le puede interesar: Si yo fuera James

 

Y como si lo anterior fuera poco…

James jugaría Premier y Champions, los dos torneos más competitivos que existen, y llegaría a formar parte de uno de los proyectos deportivos más ambiciosos de Europa: un equipo con un promedio de edad bajo, un entrenador de primera, un estadio nuevo, un complejo deportivo top y una hinchada fiel…

 

Hablar del Tottenham es hablar del decimosegundo club más valioso del mundo, de un equipo de tradición en Inglaterra que va en camino de consagrarse en Europa. Imagínese que un crack colombiano hiciera parte de este cuento de hadas.

 

Así las cosas, James y el Tottenham se necesitan mutuamente. El 10 para volver a demostrar que está entre los mejores del mundo y los Spurs para dar el salto de calidad que los ponga en la élite del fútbol mundial.

 

No se vaya sin leer: Zidane no le tiene bronca a James

 

PD: Toda la suerte del mundo en el Bayern, Jamesito.

 

Foto:

Colombia.com

(Visited 9 times, 1 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS