fbpx

Palmaseca es el infierno del Diablo

2018-07-17T11:02:35+00:00 11 junio, 2017 |

Psicólogo en desuso, editor aficionado y futbolista recontra frustrado.

3 minutos de lectura

El Cali hizo respetar Palmaseca: le ganó al América y estará en la final del fútbol colombiano. Cortico y al pie le contamos cuáles fueron las claves del partido de vuelta de la semifinal.

 

Los genios “salvaron” al Cali

El Cali ganó 2-0 y estará final, pero decir que jugó un gran partido contra el América sería faltarle a la verdad. El primer tiempo fue una prolongación del partido de ida. Si bien hubo un poco más de manejo, el equipo no tuvo profundidad.

 

En el segundo tiempo, incluso después de haber hecho los dos goles, y habiendo parado Jorge Pautasso una línea de cinco atrás, el Cali se vio frágil. Marcó mal en la pelota quieta y sufrió con los balones a la espalda de los centrales. El América no empató porque sus delanteros se comieron unas increíbles.

 

La diferencia, entonces, estuvo en las individualidades de sus genios (y en su arquero). Benedetti y Orejuela en dos jugadas aisladas sentenciaron el partido…

 

Cardenas tendrá que ajustar cosas si quiere soñar con la copa.

 

Lea también: Diamante en Bruto: Nicolás Benedetti

 

Crónica de una muerte anunciada

Contra el Pasto, el América ya ha había mostrado una crisis de juego. Contra el Cali, en ambos partidos, la crisis se mantuvo. El nivel de todos sus hombres de ataque cayó en picada y Hernán Torres siguió insistiendo con un sistema que no favorece ni al ‘Cucho’ Hernández ni William Arboleda que son los únicos dos que están en buena forma.

 

Al primero Torres lo siguió poniendo a volantear. El ‘Cucho’ aunque lo intentó incansablemente durante todo el partido no tuvo socios a su altura y siempre estuvo demasiado lejos del área.

 

El caso de Arboleda es aún más desconcertante. Torres le siguió dando prelación a Lucumí y a Brayan Angulo, a pesar de que estos llevan varios partidos siendo invisibles. Arboleda entró en el 77’, con el 2-0 en contra, y en quince minutos hizo lo que nadie había hecho en todo el partido. Juntó a sus compañeros, dejó mano a mano a los delanteros y le dio un empujón anímico al equipo.

 

El tema de los delanteros es uno aparte. Martínez Borja se rompió y las opciones de recambio eran Yorelys Mena y Silva. Lo más destacado que hizo el primero fue romperle la cabeza al ‘Cucho’ y el uruguayo se comió un gol cantado cuando entró. Por ahí es donde debe comenzar la reestructuración de la plantilla.

 

También le puede interesar: Diamante en Bruto: Juan Camilo ‘El Cucho’ Hernández 

 

Ojalá el fútbol sea justo

Pablo Mina, suplentísimo de Camilo Vargas, es uno de los grandes —si no el más grande— nombres de la clasificación. Cuando el partido se puso peludo y el América se vino encima, Mina hizo varias atajadas de antología. El arquero titular se fue convocado con la Selección y el suplente, el olvidado, se convirtió en el salvador. Esas cosas del fútbol…

 

Meterse en la cabeza de Cardenas es imposible, pero sería lindo, también justo, verlo bajo los tres palos en la final.

 

No se vaya sin leer: Recordando a la ‘Estrella Porno’

 

Foto:

El País

(Visited 17 times, 1 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS