Nacional debió ganar en Brasil