El peor Junior del semestre sigue vivo en la Copa