«Porque rojo solo hay uno… y se llama Santa Fe».