China, sus millonarios y la nueva era