Clubes Maravillosos: Always Ready, el equipo con el estadio más alto del mundo