fbpx

Barcelona vs. Real Madrid: Suárez fue Messi y Cristiano al mismo tiempo

2018-10-28T13:58:00+00:00 28 octubre, 2018 |
  • Suárez le hizo un hatrick al Real Madrid en el triunfo 5-1
2 minutos de lectura

El Barcelona se paseó por el Camp Nou y goleó 5-1 a un Madrid que está cayendo en barrena.

“Descafeinado clásico sin Messi y sin CR”, “Superclásico sin sus extraterrestres”. Eso decían, eso decíamos… ¡Mamá ! Habrá que joderle la vida toda la semana a ese amigo que se emborrachó y no se levantó a ver el clásico, a ese que prefirió ir a montar en bicicleta, al que aceptó ir al brunch familiar. Hay que estar loco para prescindir de un Barca Madrid, incluso sin Messi, incluso sin CR7, incluso con un Madrid incendiado por dentro.

 

 

Lo de esta mañana fue otra película perfecta, llena de giros inesperados, climax compartidos y actuaciones individuales que se convertirán en postales. El primer tiempo fue una sandunga para el Barca, asfixia, posesión, armonía: juego-rito alredeor de la pelota. El Madrid corrió detrás del balón e impotente y diminuto se fue a las duchas con dos goles en la bolsa. Jordi Alba fue un proyectil, Rakitic fue Modric y Arthur, otra vez, se divirtió. 45 minutos de “crónica de una muerte anunciada”.

Lea también: FIFA 19: Simulamos el Superclásico Español sin Messi y Cristiano

Pero enfrente estaba el Madrid. Lopetegui pateó la pizarra, salió con tres centrales, Lucas Vásquez y Marcelo de carrileros, Isco de cerebro y Benzema y Bale arriba. Y el partido cambió. El Madrid pasó a jugar en campo contrario, a combinar y con sus dos alas por las bandas resucitó. El gol de Marcelo materializó las amenazas en realidad y el Camp Nou respiró hondo y profundo. Apareció el fantasma Zidane.

 

 

Pero enfrente estaba Suárez. Suárez tocado por Messi. Suárez como líder y como faro y como perro de área. Y entonces, como si el Camp Nou fuera el potrero que lo parió en Uruguay, completó su mejor partido desde que llegó al Barcelona. En el 3-1 desafió las convenciones anatómicas y definió con la cabeza como con el borde interno del pie, y en el 4-1, acordándose de Lio, bañó a Courtouis con una picadita con delicadeza oriental. Hoy Suárez, para cumplirle al Marketing del mejor clásico del planeta, encarnó en Messi y en Cristiano. En él los vimos a los dos…

No se vaya sin leer: Pelé hizo más de 1000 goles ¿Mito o realidad?

El 5-1 final no engaña. El Barca es hoy por hoy mucho mejor equipo que el Madrid. Y la suerte de Lopetegui está echada, el incendio se terminó de propagar. Sin embargo, fue un Madrid con vergüenza propia, y un clásico, otro clásico, para agradecer.

Foto:
Twitter @Invictos

(Visited 334 times, 2 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS