fbpx

La tragedia del Leicester City: Cuando la realidad supera la ficción

2018-11-06T21:33:09+00:00 29 octubre, 2018 |
  • Murió el dueño del Leicester City en trágico accidente aéreo
2 minutos de lectura

En un trágico accidente murió Vichai Srivaddhanaprabha, el millonario tailandés que hizo posible el sueño del Leicester.

Es que si abriéramos un libro y la leyéramos nos daría la sensación de que la historia la escribió un mal cuentista, de esos que se pierden en la amplificación y desconectan al lector con imágenes recargadas, melcochudas y trilladas. Porque esas cosas no pasan.

 

camiseta Franco Armani

 

No pasa que un día cualquiera, a cualquier hora, aparece un millonario bonachón en una pequeña ciudad del Reino Unido. Menos pasa que el buen hombre compra el club de fútbol de la pequeña ciudad y convence a ciudadanos y futbolistas de que algo grande está por venir. ¿Que lo asciende a la Premier League? Bueno, sí, digamos que hasta ahí, máximo hasta ahí. Lo que seguro sí no pasa es que ese club chico y austero, comandado por este filántropo tailandés de inmensurable humildad y calidad humana, y de la mano de un pizzero que se cree entrenador, termina ganando la liga de los engreídos Manchesters. Eso de verdad no pasa.

Lea también: José Varacka: el hombre que hizo grande al Junior

Y si pasa, se queda ahí. El equipo no llega a cuartos de final de Champions League, no se gana un lugar privilegiado en el imaginario del planeta fútbol y mucho menos en el Top-15 de los clubes más valiosos del mundo. Ya demasiado ficti, hermano.

Ahora sí, de verdad, para ahí. Luego el millonario se corrompe por su poder, decepciona a los hinchas, hace malos negocios, vende el club y se retira en una isla exótica y llena de lujos del Sudeste asiático. Eso ni en Harry Potter, pero listo. Vale.

 

 

Nada tan paradójico, tan triste, tan desgarrador. Nada que nos dé risa nerviosa. Es que simplemente no pasa que un sábado cualquiera, luego de un partido cualquiera, el buen hombre humilde y a la vez privilegiado y opulento para salir de su propio estadio en su propio helicóptero, por un fallo técnico de esos imposibles, pero posibles, se desploma en un parqueadero (para carros) ante la atenta mirada de aquellos hombres del común a los que durante ocho años hizo tan felices. Es el fútbol, sí, que supera a la ficción.

No deje de leer: Barcelona vs. Real Madrid: Suárez fue Messi y Cristiano al mismo tiempo

Foto:
Nación Deportes

(Visited 554 times, 3 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS