¿Al Unión Magdalena le hicieron magia blanca?