fbpx

Santa Fe vs. Cali: Camilo Vargas mató al equipo que lo vio crecer

2018-12-01T09:46:19+00:00 29 septiembre, 2018 |

Soy malísimo para los nombres propios y tengo muy mala memoria. Además del fútbol, mi deporte favorito es exagerar y equivocarme en las predicciones.

2 minutos de lectura

Siete jugadores lesionados, nómina mixta por el clásico del próximo martes, al minuto 6 un error grueso de Solís y… chao, hermano, 0 -1 y a remar de atrás. ¿Podían las cosas ponerse peor contra el Cali? Sí, claro, siempre se pueden poner peor: cuando Santa Fe espabiló, cuando logró meter al Cali y romperle sus barreras, Camilo Vargas se olvidó de que alguna vez fue coreado en El Campín y sacó de todo. De todo en serio: un mano a mano con todas las de perder contra Carmelo, luego otro contra Giraldo, después un cabezazo casi a bocajarro de Carmelo… El primer tiempo se fue con un Santa Fe inspirado que esta vez quiso jugar al pie y que con Guichón, Carmelo y Burbano jugando con movilidad y vitalidad mostró una cara digna que quiso hacer valer la boleta. El Cali, por su parte, bien a lo Pelusso, aguantó ordenado, aprovechando cada metro libre para Benedetti y Mosquera, sin interés alguno en la poesía o el dominio del balón pero con Andrés Pérez y Balanta feroces en el cuarto de máquinas, raspando, corriendo, metiendo.

 

Camiseta Leider Preciado

 

Enen el segundo tiempo, las cosas siguieron igual pero con el rojo con menos fluidez e intensidad. Burbano fue cayendo de a poco, Guichón fue cayendo de a poco, se fundió Baldomero, Camilo Vargas siguió volando de palo a palo –¡mamita mía el tiro libre que le sacó a Guichón!–. La esperanza en Bogotá se fue al carajo con el golazo de Mosquera. Un gol así, en el ángulo del ángulo, desmoraliza y pesa en el alma: apague y vámonos susurró El Campín.

Y sin embargo, con Macnelly y Bennedetti afuera y con “toda la carne” de Sanguinetti en el asador el local tuvo otra más para prenderse del partido que, increíblemente, Aguirre se almorzó. Entonces, ahí sí, cayó la noche oscura, se rompió el invicto de cuatro fechas y el puesto en los ocho peligra. Bien por el Cali, que vino a sacar su negoció y lo sacó. Y bien por Mosquera, qué pepino se mandó.

Goles:

Balanta y Mosquera

 

 

Termine con: Fifa 19: El mejor y el peor jugador de la Liga Águla 

Foto:

El Espectador

(Visited 311 times, 2 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS