fbpx

Así fue el mano a mano de Falcao y Santi Arias en Champions

2018-11-28T15:18:10+00:00 28 noviembre, 2018 |
3 minutos de lectura

El Atlético de Santi le ganó con facilidad al Mónaco de Falcao. Así les fue a los colombianos en su duelo individual.

Santi Arias, el aprendiz

Lo de Santi es francamente ilusionante. Si bien no ha jugado mucho, su progreso es evidente. Venía de hacer un buen partido contra el Barça por Liga y contra el Mónaco lo hizo fenómeno.

 

Camiseta Radamel Falcao

 

El Mónaco es un equipo deprimido que no ataca ni por derecha, ni por izquierda, ni por ninguna parte. Entonces en defensa, la verdad, no sufrió nada. Fue un partido cómodo en el que Santi estuvo parado la mayor parte del tiempo de mitad de cancha para arriba, bien abierto, esperando a que se la dieran para cabalgar.

Lea también: Así le fue a Cuadrado contra el Valencia en Champions

De Arias sabíamos que defiende bien. Su cuenta pendiente era el ataque y el Cholo está dando en la tecla. Lo vimos muy participativo y asertivo para decidir. Tiró varios centros y todos con sentido. Fue emocionante verlo llegar a la línea de fondo y no tirar el centro por tirarlo, de hecho, en varias tiró el pase rastrero para el que llegaba de atrás. Lindo, también, ver que sus compañeros están confiando más en él.

Gracias, Simeone

 

 

Falcao y la fallida Ley del Ex

Radamel es el llanero solitario en un equipo de niños. El primer tiempo, cuando Falcao estuvo en el banco, el Mónaco no existió. Nada más que decir. El partido arrancó cuando al 55’, a Titi Henry le dio por meter al Tigre para ver si se salvaba del baile. A partir de ahí la historia fue otra.

No deje de leer: El ABC del futuro de la final de la Libertadores

“Lo lo lo lo lo loooooo Radameeeeeel Falcaoooooo” cantó todo el Wanda cuando Falcao entró. Y entró bien, ¿eh? Ansioso por su golito, se movió con la inteligencia de siempre. Su peso activó a los zombies, que encontraron en él una referencia y recién entrado estuvo cerca de meter un golazo. Picó al espacio, se giró como un genio y definió al centro. Una decepción para los que nos quedamos esperando una rosca de zurda al segundo palo, como la que le metió al Chelsea cuando era colchonero.

 

Gorra Rastastas

 

La mancha de su partido, además del resultado que se daba por descontado, fue que se tragó un penal. Y se lo tragó feo. A falta de diez minutos, el mismo Tigre (¿quién más?) se inventó una cabalgata que terminó en un rebote que a su vez fue derechito a la mano de Savic. Penal y chao…Lo tiró a la derecha, afuera. Y hasta ahí llegó la esperanza del milagro.

Mejor verlo en algún equipo de Suramérica que en un equipo tan venido a menos.

Termine con: El jugador de Rionegro Águilas que le quitó un título al Real Madrid

Foto:
Goal

(Visited 1.647 times, 2 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS