Bucaramanga vs. Millonarios: Cada día más lejos de los 8