fbpx

Junior vs Jaguares: el fin de un invicto hermoso

2018-12-01T09:34:05+00:00 11 noviembre, 2018 |

Costeño de nacimiento y rolo por adopción.

2 minutos de lectura

El Junior perdió 2-1 contra Jaguares en el Romelio Martínez.

*Junior 1-2 Jaguares* Luego de meses de olvido el Junior volvió al Romelio. La gente se reunió junto a la tribuna art decó y los jugadores, danzando, le rindieron un rito al estadio. La alineación, mixta en planilla, pareció ser más que la del rival. Y sí. Se acabó el primer tiempo y no hubo duda: si Jaguares sobrevivía los noventa era un fenómeno inexplicable.

En la cancha, la supuesta nómina mixta no se alcanzó a percibir. Sambueza, en modo Cali recién bajado del avión, sonrió e hizo sonreír. Combinó a la perfección con Rivas, fiera invisible del área, con Daniel “Carro loco” Mosquera y con Yoni. Aparecieron paredes, túneles, caños y unas lindas pinturitas. Nada más hay que ver el edificio que armaron Murillo y Sambueza en el gol; la levedad del meñique del pie derecho del argentino en la asistencia; y la definición depredadora de Rivas en la caja, para entender lo que les decimos. El primer tiempo fue puro fúbol de trazo, de tiza y de pincel. 1-0.

El Junior se vio gigante. Inmenso. Enorme. El ‘Romelio’ se elevó hasta encontrarse con las nubes y en Barranquilla no creyeron en nadie. Las duchas -el entretiempo más alegre de toda la Liga- fue una subida de ego enferma que lo arruinó todo. Por la cabeza de Comesaña jamás pasó un empate, ni mucho menos una derrota. Jaguares, pequeñísimo, pasó de ratón a a un verdadero jaguar en tan sólo 45 minutos. De ser el segundo peor equipo de la Liga, se convirtió en la leyenda del único equipo que ganó en Barranquilla.

El arribismo de todos en el Romelio fue perjudicial. Hinchada y jugadores, cuerpo técnico y directivas; todos se imaginaron en la comparsa del carnaval, bailando y jugando con el bordado de la octava estrella. Y vaya aterrizada la que les metieron. Mauricio Cortés y el brasilero Oliveira subieron hasta el cielo y jalaron al gigante de las nubes. Borraron la idea de ser cabeza de serie y todo volvió a la realidad. 1-2. Derrota para Julio Avelino. No creemos que le importe mucho.

Ahora, el sorteo apunta que el rival será La Equidad. El jueves en Quilla y el domingos en Bogotá. Ya veremos si el gigante nuevamente acaricia las nubes del sueño eterno.

Goles: Iván Rivas, Mauricio Cortés y Raphael Oliveira.

Foto:

ESPN

(Visited 489 times, 1 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS