fbpx

Tolima vs. DIM: Con Ricaurte y Cano todo es posible

2018-11-25T22:40:37+00:00 25 noviembre, 2018 |
  • Tolima_Medellin_Murillo_Toro_Hablaelbalón.com

Soy malísimo para los nombres propios y tengo muy mala memoria. Además del fútbol, mi deporte favorito es exagerar y equivocarme en las predicciones.

2 minutos de lectura

En un partido generoso el DIM vacunó dos veces al Tolima en el Murillo Toro y está en la final. 

A falta de Boca-River: Tolima-Medellín. Esta vez, en la vuelta, los dos repitieron lo mostrado en el Atanasio y nos volvieron a regalar una linda noche de fútbol. Fútbol ambicioso y con buen ritmo. Fútbol de amor propio y arrojo. Fútbol generoso. Todo a la altura de una semifinal.

En el primer tiempo, con Albornoz como un trueno por la izquierda, con Robles comiéndose la mitad, el venezolano Gonzáles activado en su regreso y con Cataño como líder intelectual, los de Gamero pusieron el tempo y le hicieron sentir al Medellín que en el Murillo Toro, plaza ardiente, se iban a cocinar. El palazo de Cataño de cabeza rompiendo de atrás al minuto 34 –claaaaanc- fue la metáfora de los primeros cuarenta y cinco: si la cosa seguía así la malla de David Gonzáles se terminaría por inflar.

 

 

Pero en la mitad de tiempo Zambrano jugó con la pizarra y su equipo espabiló. Sacó a Castrillón, metió a Segura, pueso a Murillo de lateral derecho y le ordenó –liberándolo de la banda– fuerte y claro a Andrés Ricaurte: “Usted invente, papá”.

Y el zurdo inventó, Cano por fin se activó, Caycedo entró en el circuito y el Tolima empezó a pasarla mal. El gol anulado al 10 antes de los cinco minutos fue el prólogo de lo que vendría después, pues el local no logró reaccionar ante la nueva cara del DIM que sin sufrir a Albornoz gracias al nuevo marcaje de Murillo y ahora con profundidad y juego interior, logró ponerle el balón en el área a Cano, que te liquida, que te mata, que va 18… “y contando, papá”.

Después, la tonta expulsión de Carrascal lo desordenó todo. Fue una herida profunda para el Tolima que el Medellín, práctico y con la varita de Ricaurte, terminó por infectar. Vino el 0-2 y el apague y vámonos en Ibagué. Que sin embargo, con aplausos, le agradeció a los suyos. Por la entrega. Por el fútbol. Porque así es que se vale perder. Junior Medellín: diversión asegurada, digna final.

 

 

Goles:

Cano y Andrés Ricaurte

Foto:

Futbolete

(Visited 136 times, 3 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS