fbpx

El once ideal del ‘todos contra todos’ de la Liga Águila

2018-12-01T09:54:24+00:00 14 noviembre, 2018 |

Costeño de nacimiento y rolo por adopción.

5 minutos de lectura

Aunque quisiéramos que fueran más, en la cancha solo puede estar once. Y, sin duda, estos son los más mostros de la primera fase del FPC.

Regla de oro: Solo escogimos máximo dos jugadores por equipo.

Esquema: 4-2-2-2 con mucho juego por el medio y con despliegue excesivo de los laterales.

Los guantes para: Diego Novoa (La Equidad)

Es el arquero con la valla menos vencida. Cuando él estuvo en el arco su equipo tuvo más probabilidades de éxito (75,9%) y, además, sabe jugar bien con los pies. En total jugó 18 partidos como titular y sacó el arco invicto en 11. Presidentes (Char, Camacho, Carreño), ya saben a quién llamar si quieren seguridad bajo los palos.


Diego Novoa, arquero de La Equidad

El Neuer colombiano (¿?) / Foto: El Espectador


Lateral izquierdo: Gabriel Fuentes (Junior)

En Barranquilla es la revelación del semestre. Después del guajiro Díaz es el diamante en bruto de las finanzas del club. Lo acercaron al equipo profesional como central y terminó siendo el mejor lateral que pudieron conseguir. Es veloz y disciplinado en el ida y vuelta, audaz para doblar y obrero en las peores situaciones. Jugó 12 partidos, marcó un gol, logró 30 entradas y tuvo un 80,5 % en la precisión de los pases.

 

Camiseta Radamel Falcao

 

Defensa: Jader Riquett (La Equidad)

Es la mejor pieza de la máquina defensiva de Luis Fernando Suárez. Engrana con todos (Walmer, Torralvo, García) y hace participar a los de arriba en el sistema. Su mejor arma es la precisión en salida. El 89,7 % de éxito en sus pases confirma que tiene una mira telescópica que todo lo puede. ¿Se ensucia? Sí, como los que más.

 

Defensa: Andrés Felipe Correa (Once Caldas)

Es de la vieja guardia, pero este año se reinventó. Con la ayuda y la buena mano del profe ‘Berth’ tomó un segundo aire y está viviendo una segunda juventud. Hoy no solo es la escoba más confiable de Manizales, también es una catapulta efectiva en las jugadas a balón parado. La calva la tiene llena de chichones gracias a los 28 despejes que hizo y al gol que marcó. Juego Aéreo + Chichones + Buena salida = ‘Pecoso’ Correa.

 

Lateral derecho: Cristián Arrieta (Envigado)

Si está buscando fútbol arte y fútbol guerra, este es el indicado. Más arte que guerra. En los 16 partidos que jugó en el todos contra todos nos hizo felices con su técnica excelsa. Y aunque está casado con las filigranas, también le hace ojitos al quite, a la barrida y al instinto asesino del marcador. Puso dos asistencias y quitó 24 balones. Mago.


Cristián Arrieta, lateral derecho de Envigado

Viene y va. Vino y se fue. Nadie jamás lo vio. / Foto: Prensa Envigado


 

Cabeza de área: Carlos Robles (Deportes Tolima)

De lejos tiene un leve parecido a La Mole de los Cuatro Fantásticos. Y créanos que no es casualidad. Para meterle el lomo hay que ser Hulk. En 18 partidos interceptó 21 veces el balón, bloqueó 5 disparos y despejó 25 veces. Y espere, aún falta lo más impresionante: atacando y repartiendo balones también es un loco. Fue el volante que más pases hizo (1005) y con  84,7% fue el que más precisión tuvo en el campo rival.


Carlos Robles, volante seis del Tolima

La Mole es un jugador de otro mundo. / Foto: Futbolete


 


 

 

Volante interior por derecha: Andrés Ricaurte (DIM)

Mago, brujo. En el todos contra todos anduvo por el país con sus cuatro manos —sí, tiene brazos en vez de piernas— haciendo monerías y poniendo el balón donde quiso. Así, en modo ajedrecista, coronó tres goles y enrocó seis pases en goles. Y eso no es todo, de sus mangas salieron 33 ocasiones claras.

 

Volante interior por izquierda: Sherman Cárdenas (Bucaramanga)

Mechudo, bajito y con el corazón más grande de la Liga. Ama a su equipo como pocos y así lo demostró en los 18 partidos que jugó. Tiene una zurda de oro que encuentra en Bucaramanga la mejor pista de baile. Cinco goles y puso seis asistencias que enloquecieron al Alfonso López como hace rato no.

 

La inventiva para: Jarlan Barrera (Junior)

Anatómicamente es muy parecido al loco de arriba, pero espiritual y futbolísticamente es muy diferente. Era un diez dormido que comenzó a despertar este semestre. Cuando está lúcido es de lo mejor que hay en Colombia. Reparte, crea, hace y pone a hacer. Se inventó 30 ocasiones claras de gol, marcó seis y dio tres asistencias. En toda la fase hizo ¡716 pases buenos¡ Disfrútelo antes de que los dioses lo llamen.

 

 

Delantero por derecha: Germán Cano (Independiente Medellín)

Ladies and gentlemen, con ustedes el goleador del torneo: 16 pepas en 19 partidos. Lo jugó todo. Define más que la RAE y el Larousse juntos y lo hace de todas las formas posibles. Picada, cruzada, enganchando al arquero, desde lejos. Lo sabe todo. Da miedo. Si hubiera monarquía, él sería el rey y el de abajo le estaría montando la revolución.

 

Delantero por izquierda: Marco Pérez (Deportes Tolima)

La pantera de Ibagué. Feroz, potente y asesino. Al apodo burlón que le pusieron en Independiente (‘El asesino del gol’), lo convirtió en su carta de presentación. A punta de goles modificó el significado. Es el asesino de gol porque así, con el balón como arma, elimina equipos y arqueros por donde va. Solo en este semestre hizo 15 goles y lo más chimba de Marco es que, a pesar de la burla que le han hecho, jamás ha bajado los brazos.


Marco Pérez, delantero del Deportes Tolima

Mucho gusto, El asesino del gol. Foto: Futbolete 


 

Camiseta Leider Preciado

 

Foto:
El Heraldo
El Meridiano
Minuto 30

 

(Visited 498 times, 1 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS