Lo que nos dejaron las semis de la Liga Águila