Hincha Tiburón: Es hora de apoyar como en los viejos tiempos