fbpx

Se le apareció la virgen a Russo

2018-07-17T11:02:22+00:00 31 mayo, 2017 |
3 minutos de lectura

Después de un buen desempeño en el todos contra todos, el Millonarios de Russo tenía una prueba difícil: enfrentar al buen local  Bucaramanga, que dirigido por un viejo zorro del FPC se la pondría de para arriba en una cancha impresentable. 

 

Un primer tiempo bastante serio

 

A pesar de las dificultades del escenario, Millos con y sin balón le puso las cosas muy difíciles al rival en el primer tiempo. El sistema de Russo es un cerrojo para penetrarlo por dentro. Rojas y Domínguez cuidaron siempre su zona, jamás pisaron el área. Sumando a Macalister, Maxi Núñez y Mosquera, Millonarios fue una telaraña, y obligó al rival a atacar por afuera.

 

Con esa estructura, Russo intentó jugar el partido en campo contrario y su equipo lo logró. Millos robó el balón arriba e impidió que el Bucaramanga saliera en bloque. El mejor hombre en la primera parte fue Mosquera. Interesantísimo su partido. Picante en el uno contra uno, y lúcido en los metros de la verdad. El gol de Riascos terminó siendo un merecido premio de todo lo que atacó el equipo en la primera parte.

 

Tambén puede leer; Editorial: Totti, el perdedor

 

Darle vida al rival

 

Dos gambetas de Pajoy a la espalda de Palacios y un disparo fuera del área de Pérez, fue toda la producción ofensiva del Bucaramanga en el primer tiempo. Después del descanso, Russo le ordenó a sus jugadores retroceder 30 metros.  Le entregó la pelota y la iniciativa a Bucaramanga que tenía perdida la batalla en la mitad de la cancha.

 

Poco a poco se le fueron abriendo las costuras a Millos. Todos los ataques en el segundo tiempo fueron contragolpes. Mosquera, Riascos y Maxi, tuvieron que emprender aventuras de sesenta metros en una cancha donde conducir en velocidad es una proeza técnica. El equipo no lograba descansar con el balón y se fue quedando con los minutos. Russo no fortaleció la mitad de la cancha y se dedicó a meter delanteros. Kouffaty, Arango y Ayron del Valle fueron los cambios. Russo le dio a su equipo lo que no necesitaba, lo alejó 30 metros del arco. Al minuto 89, el Bucaramanga volteó el partido 2-1.

 

También puede leer: Solo quiero ver perder a Nacional

 

Dilema Ayron-Riascos

 

Con el partido de hoy, nos quedó claro que Russo tiene una predilección especial por Riascos. Duvier ha jugado detrás de Ayron, de extremo derecho e izquierdo y de nueve. De cualquier modo es titular para el técnico. Desde que llegó a Millonarios le ha aportado muy poco juego del equipo. Ha sido un delantero de jugadas, de momentos puntuales, pero sus lagunas en los partidos son muy pronunciadas.

 

Por el otro lado está Ayron del Valle. Un jugador que ya va a completar un año en un gran nivel. Ha demostrado que su participación no solo la justifican los goles. Tiene buena sintonía con Macalister y con Maxi Núñez. Hasta hoy parecía ser un jugador indiscutible para Russo. Los dos marcaron, Riascos abrió el marcador y Ayron salvó el empate. Dilema interesante para el entrenador.

 

También puede leer; Diamante en bruto: Damir Céter

 

Foto: futbolred.com

(Visited 14 times, 3 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS