A Millonarios y Santa Fe los hermana el mismo problema