fbpx

Motivos para cortarle la cara a Edwin Cardona

2018-07-17T11:09:41+00:00 23 mayo, 2018 |

Psicólogo en desuso, editor aficionado y futbolista recontra frustrado.

4 minutos de lectura

La opinión de los columnistas no refleja necesariamente la de Hablaelbalón.

 

Como siempre, y en gran parte debido al hermetismo sepulcral de Pékerman, en Colombia somos un manojo de especulaciones. En menos de una semana se han filtrado enemil listas oficiales y aunque realmente no, ya todos “tenemos muy claro” quiénes son los 23 que van a ir a Rusia.

 

pekerman-for-carpinteria

 

Todavía nada es oficial, pero cuando el río suena piedras trae. En medios grandes y chicos, serios y amarillistas, ya se da por sentado que Edwin Cardona lo verá por tevé. El hecho de que al Gordo todavía no se le haya visto por Bogotá parece confirmar el presagio. ¿De verdad? ¿Lo mandó José Néstor a la guillotina?

 

Le puede interesar: Caso Cardona ¿Traición o no traición?

 

En caliente suena a traición. Primero, porque Cardona es, o era, del llavero de Pékerman; y segundo, porque es más que válida la pregunta de si estaríamos clasificados al Mundial sin su aporte. Este último es un debate lindo, pues el colectivo siempre debe estar por encima de las individualidades, aun así es imposible olvidar los goles agónicos de Edwin en La Paz y Defensores del Chaco. La cuenta es fácil: sin esos cuatro puntos habríamos quedado afuera.

 

En frío, por otro lado, no parece una decisión insensata. No quiero decir que correcta, porque yo a Cardona lo llevaría. Creo que te da cosas que otros no (la media distancia, por ejemplo), ya era parte de la familia, siempre que jugó —de suplente o titular— fue importante y además tiene eso que los futboleros llamamos fuego sagrado. Sin embargo, no puedo ser tan ingenuo de creer que cosas tan obvias no entraron en la consideración de José y su calificadísimo cuerpo técnico.

 

Al margen de que él se saboteó con la estúpida mueca contra los coreanos y de que arrastra problemas físicos, para justificar su hipotética ausencia hay que pensar en quiénes deberían salir de la lista para abrirle un hueco a Cardona.

 

“Abel”, diríamos la mayoría. Pero con razón o no, para Pékerman es fijo y su aporte, dicen, excede lo deportivo. ¿Lerma? ¿El hipotético suplente de Santi Arias? ¿Barrios? ¿El suplente natural de la ‘Roca’? No parecería lo más audaz. Entonces, directamente por ese puesto los competidores del 10 de Boca serían Mateus Uribe, Juanfer Quintero y José Heriberto Izquierdo, del que se dice fue el que terminó bajándolo del avión.

 

No deje de leer: La verdad sobre el caso Cardona para Rusia

 

tienda-el-tigre-falcao-carpinteria

 

A lo de Uribe no vale la pena darle muchas vueltas. En los amistosos contra Francia y Australia Mateus le mostró a Pékerman que es ficha clave en un hipotético 4-3-3. Sin duda fue el mejor de los amistosos y luego, en la recta final del fútbol mexicano dejó ver que es un volante interior con mucho gol. Asimismo, en el 4-2-3-1 sería la pareja ideal de Sánchez en la primera línea. (Le puede interesar: ¿Por qué interesa Mateus Uribe al Real Madrid?) 

 

El tema José Heriberto solo admite discusión porque no ha hecho parte del proceso. Por mérito y estrategia estaría absolutamente justificado. Además de Cuadrado, Colombia no tiene volantes desequilibrantes por banda. Todos los demás son hombres para jugar por adentro y en un Mundial —un torneo tan corto en el que se enfrenta a equipos de todos los estilos— es necesario tener nombres capaces de descolgarse por afuera y romper un partido. Nombres que se salgan del libreto. Edwin, aunque jugó la eliminatoria por izquierda, está más en la línea de un falso extremo. Si estuviera mejor físicamente, si no estuviera mermado, quizá esto podría revaluarse: todos sabemos que cuando arranca, al Gordo no lo para ni Kanté.

 

Así las cosas, el “culpable” se llamaría Juan Fernando Quintero. Por características, también, el más parecido. Juanfer no solo es muy del agrado de Pékerman, sino que desde que llegó a River está hecho una máquina. Se puso la diez (realmente fue la ocho) y disipó las dudas. Con Gallardo está rindiendo de (falso) volante por afuera, en un rol parecido al que se le vio a Cardona durante la eliminatoria. Su compromiso con la idea del Muñeco, sobre todo el que ha mostrado en la fase defensiva, debió terminar de convencer a José Néstor…

 

Como ya dije, insensata la decisión no es. ¿Pero correcta? Por jugadores como el Gordo es que hablamos de dinámica de lo impensado, de desenlaces increíbles, de goles agónicos al 93, de un guionista que está loco y de realidades que superan a cualquier ficción. Para mí que lo vamos a extrañar.

 

james-2014-v-negra

 

Foto:

 

(Visited 21 times, 1 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS