fbpx

Morelo se vistió de Omar Pérez

2018-07-17T11:06:56+00:00 27 febrero, 2018 |

Soy malísimo para los nombres propios y tengo muy mala memoria. Además del fútbol, mi deporte favorito es exagerar y equivocarme en las predicciones.

2 minutos de lectura

Un hincha confiesa no poder contenerse  más y le agradece desde las tripas a Wilson Morelo, el nuevo jugador del pueblo rojo. 

 

Por primera vez desde su debut en el albirrojo, de las gradas de El Campín descendió el coro con su nombre. Todos lo teníamos al borde de la garganta, pero lo mantuvimos reservado para abrazar el episodio de una eventual épica. Y el momento llegó, eso sí, en el contexto de un partido nada singular, más bien de esos que por la trayectoria del rival parecen ajenos a las emociones clásicas de la hinchada. Pero como en la lidia, ante un contendiente manso y recatado, el arte y la sutileza en cada lance para llevarlo concluyeron en un hecho memorable por lo excepcional de sus antecedentes: Wilson Morelo de Córdoba, 4; Jaguares de Córdoba, 0. Aquella cita era su destino.

 

La mejor revista futbolera aquí.

 

“¡Olé, olé, olé, Wilson, Wilson!”, coreamos los fieles correspondiendo a la hazaña goleadora que tuvo que esperar 33 años para suceder. La última versión de semejante abatida personal había sido protagonizada por Walter Perazzo en 1985, de tal manera que por la improbabilidad de su pronta reedición, la obra de Morelo fue razón suficiente y merecida para ganar los favores de la tribuna que como primicia hizo que su apelativo reemplazara en el llamado colectivo a los “¡Omar, Omar!”, “¡Seijas, Seijas!” o “¡Vargas, Vargas!”.

 

Lea también: La peor humillación a Millonarios y el lunes más feliz

 

Con el riesgo de que los capitales del mercado regional lo tienten para raptarlo una vez más, la ilusión de que siga y la certeza de que siga marcando dedicatorias en el país y en el continente es total. Y si no lo hace, ya no importa, pues basta con verle la satisfacción cuando acierta o el lamento cuando falla para darse cuenta de que para él lo más importante es dejarlo siempre todo en la cancha, requisito indispensable para su elevación popular.

 

james_content_300x250

 

Ya es el máximo goleador de El Expreso en torneos Conmebol y lo encomendamos a indistintas divinidades para que en cada una de las tardes de Liga y las noches de Copa venideras, siga ampliando su récord.

 

El lugar en el mundo para “La Fiera”, como con razón algunos lo llamamos, es Santa Fe, y Santa Fe es el hábitat natural de “La Fiera”. Como las palabras que salen de su boca ante cualquier adulación de terceros, sus pies lucen benditos calzados de cardenal y caminan amparados por el aliento de una hinchada que como él al escudo, lo lleva enserio en el corazón.

 

Termine con otro texto del autor: “Teo es así”

 

Foto:

Caracol

(Visited 19 times, 1 visits today)
Compartir artículo:

Comentarios Facebook

MÁS HISTORIAS