El Junior está un escalón por encima del resto